Lunes 18 de enero, 2021
  • 8 am

Cierre de Costanera los fines de semana motivó reclamo de propietarios de “carritos”

Por Karina De Mattos.
Empresarios del rubro gastronomía y de bares nocturnos se han visto afectados por las medidas en el marco de la emergencia sanitaria por coronavirus y piden nuevas ordenanzas. Darío Racedo tiene carrito o food truck, actividad que los ubica en la zona de Costanera Norte, ese es el único sustento de su hogar, situación que se repite en sus colegas. Quienes ante el cierre de la Costanera Norte el pasado fin de semana vieron mermado su ingreso, les preocupa su futuro y alegan persecución.
REUNIÓN
CAMBIO habló con uno de ellos en la tarde de ayer, por su parte el empresario Darío Racedo expresó: “Ayer (lunes) mantuvimos la primer reunión entre los empresarios que trabajan en el horario nocturno, gente de los bares, pubs y pooles, empresarios de los 24 horas, y los carritos de Costanera Norte. La gente que se ha visto afectada por el cierre de Costanera Norte los días viernes y sábados. Los locales afectados han sido Parador Tu Ranch, el otro parador chiquito en medio de los dos puentes, la Heladería Premium entre otros”.
EQUIDAD DE CRITERIOS
Racedo dijo que “El mantener la Costanera Norte cerrada desde las 20 horas hasta las 8 de la mañana solamente los fines de semana, siendo que durante las horas del día se acerca gran cantidad de personas a las playas, hemos observado la presencia de más de 2 mil personas en las playas. Sin embargo, en horas de la noche nunca se genera aglomeración alguna. A nosotros como trabajadores nos están matando, porque nuestro trabajo en estos rubros en la mayoría es el único ingreso que tenemos. Porque esto no sucede solamente los fines de semana, los días de semana a partir de las 00:00 horas, pasa la Prefectura y nos corren. Si queremos parar en otros lugares también nos corren. Y según percepción se ve como algo personal contra la gente que trabajamos en el horario nocturno. Dan a entender esto, porque desde el decreto emitido por la Presidencia de la República, suspendieron la actividad a partir de las 2 de la mañana y acá en Salto nos cortaron definitivamente el trabajo. Siendo que hasta las 2 de la mañana en la noche de Reyes hubo personas en el centro de Salto, en calle Uruguay no se podía casi caminar de la cantidad de gente que había. Como queda medio despareja la cosa, cuando el shopping y la feria están repletos de personas y lugares habilitados como el Parador Ayuí que este viernes realiza un baile con la presencia de Gerardo Nieto”.
DICOTOMÍA RIGUROSIDAD Y PERMISIVIDAD
Los trabajadores del rubro de los carritos alegan que desde la Intendencia por un lado se es permisivo en exceso y se les impone medidas rigurosas a ellos. Racedo agregó: “Inclusive en las noches de enero, en las que no hay nadie en Salto por encontrarse de vacaciones. Nunca hay más de cuarenta autos estacionados en Costanera Norte, y todos se ubican de manera dispersa. No comprendemos en qué aspectos afecta esto. Genera un mercado clandestino también estas medidas, la gente no sabe qué hacer y empieza a hacer cosas en las casas y fiestas clandestinas”.
RE-SOLUCIÓN
Desde la Intendencia de Salto se emitió una resolución hace cinco días, la cual establecía el cierre de la Costanera Norte desde las 20 a las 8 horas desde el día 08-01-21 al 11-01-21. Vericuetos que los empresarios no tuvieron en cuenta. Esta resolución establece el cierre de la costanera en un período de tiempo determinado. Al estar controlado el hilo epidemiológico en la ciudad es probable que este viernes y sábado los gastronómicos de carritos puedan volver a trabajar normalmente, puesto que desde el CECOED pueden no emitir nuevas resoluciones o medidas para este fin de semana.