Viernes 16 de abril, 2021
  • 8 am

En situación de pandemia aumentaron los casos de violencia de género y Salto no fue la excepción

Desde el mes de marzo la Unidad de Género y Generaciones de la Intendencia de Salto trabaja en red con otras instituciones, de esa manera siguieron atendiendo a las mujeres víctimas de violencia, a pesar de la pandemia. La encargada -Nelly Rodríguez- dijo a CAMBIO que se le brinda contención, derivación y si se presentan casos de mujeres que necesitan protección también lo hacen. Nunca se dejó de brindarles soluciones a las personas que solicitan asistencia, que vienen por sí mismas, son derivadas por otras instituciones, o familiares que denuncian situaciones de violencia y piden ayuda.
DISPOSITIVO TÉCNICO
Rodríguez dijo que la pandemia dejo al descubierto otros tipos de violencia, la misma convivencia generó situaciones que no se había visto en otras épocas. En cuanto a los adultos mayores, la unidad creó un dispositivo con el equipo técnico de psicólogas para hacer contención telefónica, las personas eran detectadas porque viven en situación de soledad y se vieron aún más perjudicadas en la pandemia, la directora dijo que en cuanto a esta franja etaria tuvieron contención muchas mujeres, ese trabajo fue coordinado y en algunos casos hubo que hacer la visita personalmente. En cuanto a los menores, sobre todo en la época que no iban a los centros educativos hubo un aumento en los casos de denuncias de malos tratos, muchas veces los hijos de mujeres que son víctimas también lo son, esa situación se agudizó. La situación económica fue motivo de descontrol violento en muchos casos, algunos quedaron sin trabajo, otros fueron al seguro de paro, existe una cantidad de factores que hacen que la violencia haya aumentado.
NO AUMENTARON CASOS DE VIOLENCIA SEXUAL
En cuanto a la violencia sexual, la directora dijo que no hubo aumento de casos, recibieron denuncias, pero que no determinan un aumento en estos delitos. La violencia predominante es psicológica y física, a raíz de esta situación muchas mujeres toman la decisión de irse del hogar, incluso manifiestan la voluntad de huir a la casa de un familiar en otro departamento, dejan su casa, al agresor y se van. Desde la oficina nunca se dejó de brindar ayuda y contención, derivación a otros organismos, esta pandemia lo que trajo fue el fortalecimiento del trabajo en rede con otras instituciones. Rodríguez recordó que los integrantes de la unidad participan en la comisión departamental de lucha por una vida libre de violencia, cuando se capta una situación se planteaba a las demás instituciones y entre todos buscan una solución. En cuanto al refugio, dijo que tiene capacidad para seis personas, en este momento hay una señora instalada allí, no es algo que se difunda porque muchas veces las mujeres desesperadas confunden, algunas personas en situación de calle o que vienen a vivir a Salto con sus hijos, al no encontrar un lugar adecuado, entienden que la intendencia tiene la obligación de hospedarlos allí, el objetivo del refugio es albergar a mujeres con riesgo de vida.