Jueves 4 de marzo, 2021
  • 8 am

Latidos 27/1/2021

Si bien es habitual que se produzca, -fundamentalmente en épocas de verano-, la inmensa cantidad de mosquitos que puede observarse en la actualidad es muy superior a la de años anteriores. Para eso las familias utilizan diferentes productos para “combatir” esos insectos, aunque al parecer existen “constantes reclamos de que se realicen fumigaciones con mayor asiduidad” según expresó una vecina que reside en la zona cercana al Parque Benito Solari.
EL MES ETERNO
Muchas personas se refieren al mes de enero como el más largo a pesar de tener 31 días, esto tiene una explicación. Según un estudio todo tiene que ver con los niveles de dopamina, un neurotransmisor que está presente en diversas áreas del cerebro y que es especialmente importante para la función motora del organismo. Fue un grupo de investigadores del University College of London quienes tiempo atrás se hicieron la misma pregunta. Todo radica en el efecto del «reloj de la dopamina», que funciona de la siguiente forma: cuando se presenta en niveles altos, se acelera nuestro reloj interno provocando que parezca que el tiempo pasa más rápido.
PODAS
Un destacado trabajo de podas se hizo en las inmediaciones al Parque Harriague, más concretamente en la zona del puente Treinta y Tres, teniendo en cuenta el riesgo sanitario que implica no solo por la presencia de mosquitos y otros insectos, además la gran cantidad de roedores y otros animales que se alojan en esa zona, algo que ha causado varios inconvenientes históricamente. En este caso el área de Servicios Públicos de la Intendencia actuó en consecuencia y solucionó el inconveniente.
DEBAJO DEL PUENTE
En el mismo puente Treinta y Tres ocurre un problema que data de muchos años a esta parte y es la inmensa acumulación de basura que puede observarse debajo del mismo. Los residuos no solo implican riesgo sanitario para las personas que residen cerca, además muchos niños juegan en la zona y podrían provocarse un gran número de enfermedades. A eso sumar que ante la acumulación muchas veces vecinos de la zona realizan quema de basuras, despidiendo humo con tóxicos y provocando posibles focos ígneos.
REINVENTARSE
Varios pequeños comercios debieron reinventarse ante la compleja situación sanitaria y económica que se vive en la actualidad. Eso puede observarse fundamentalmente en los barrios, donde algunos almacenes debieron añadir otros productos o incluso cambiar de rubro ante la baja en las ventas. “No es fácil y hay mucha competencia y poco flujo de dinero, eso hace que tengamos que reinventarnos día a día para subsistir”, expresó una lectora que tiene un comercio en la zona sur de la ciudad.