Viernes 16 de abril, 2021
  • 8 am

Aglomeración en costanera: Empresarios de fiestas reclaman equidad en los controles

Sevrini & Asociados

La situación de aglomeración de personas suscitada la madrugada del domingo en la costanera norte, generó gran malestar en el ámbito de los empresarios de fiestas y eventos. Así lo hizo saber Leonardo Boruchovas, empresario del sector quien en diálogo con CAMBIO expresó que no es admisible tanta rigurosidad para quienes realizan fiestas declaradas, y que cumplen con todos los protocolos, y se permita las aglomeraciones que se dieron la madrugada dominical en la costa.
Boruchovas dijo a CAMBIO que “La verdad que no se entiende mucho. Estábamos haciendo un catering en el salón de fiestas La Calandria, y vino el CECOED, como corresponde, controló la temperatura, la lista de invitados, la cantidad de invitados, el uso de los tapabocas, controló todo y marcó que a la una de la mañana había que terminar todo, y así se hizo. Pero en la esquina de ahí, en la costanera, había una fiesta, miles de personas en la costanera. Entonces uno no entiende cómo es; ¿Los controles son para un lado solo? ¿Se controla todo o no se controla nada…?”, se preguntó.
“Estamos todos los empresarios (vinculados a las fiestas) muy dolidos con el tema. No con la intendencia, ni con el gobierno, sino con la situación de la pandemia, porque si no nos cuidamos entre todos, esto va a seguir. Y hay gente que no se da cuenta que muchas familias dependen de esto y que si no nos cuidamos vamos a seguir sin trabajar. Es un tema de salud y un tema de vivir, de trabajar. Entonces te indigna que se cuiden tanto determinadas cosas y otras no…”, dijo el empresario a CAMBIO.
No se atiende ningún pedido
Según expresó, “la asociación de salones de fiesta y catering están pidiendo que se pueda bailar de tapaboca y sin consumir bebidas y el gobierno no acepta. Seguimos trancados con 80 o 100 personas en una fiesta al aire libre…Yo creo que lo que está mal es que se liberen zonas y se controle estrictamente otras cosas que ya están controladas, porque nosotros estamos en una burbuja. Todo los asistentes a las fiestas controlados de temperatura, se sabe quiénes son, teléfono, celular, dirección, nombre, te piden una lista…O sea; No tiene nada que ver con lo que pasó a 10 cuadras”.
Consultado respecto a si la medida de liberación de la costanera no fue una buena medida, Boruchovas expresó: “No sé si fue acertada o no, quizás con más controles, pero la verdad que no sé, no puedo decir si fue acertada o no. Yo lo que digo es que tenemos que cuidarnos entre todos y las autoridades tiene que ser estrictas, en todos lados, no solo pescar en la pecera. Entonces: ir a un lado donde ya se sabe que va a estar todo bien, porque los empresarios que están trabajando ahí cuidan el protocolo, porque si no saben que pueden sufrir multas, van a controlar lo que ya está controlado”. Sobre los controles realizados el fin de semana en las fiestas declaradas, el empresario se preguntó: “¿Por donde pasaron (los inspectores, para llegar a La Calandria)? ¿No pasaron por ahí (por costanera norte)? ¿Dieron la vuelta por atrás? no sé por donde pasaron para llegar al salón donde estábamos”, dijo.
“Yo me fui a la una y media de la mañana y a 20 cuadras sonaba una música que parecía que sonaba al lado nuestro y todo el mundo bailando. Entonces, ¿Qué pasa? los empresarios que tienen baile y pueden marcar un protocolo ahí en la costa, ninguno puede trabajar hace un año, pero se arman bailes afuera. El próximo paso es que la semana que viene se armen barras y se arme un baile al aire libre, y seguimos todos los que estamos en las fiestas trancados”, apuntó.