Viernes 16 de abril, 2021
  • 8 am

Nueva denuncia al Hospital Salto por irregularidades en atención a usuarios

CAMBIO recibió una nueva denuncia sobre atención irregular en el Hospital Regional Salto, Virginia Sastre dijo que su madre de 84 años, estuvo internada en el mes de enero en Sala de Mujeres y allí se encontró que una de las enfermeras no usaba sobre túnica, guantes, ni tapaboca para atender a los pacientes, indicó además que la cantidad de usuarios y acompañantes que existe en dicha sala está fuera de lo que sugiere el protocolo de mantener una distancia prudente para evitar el contagio de covid 19.
PRUEBA
En la oportunidad Sastre le sacó una foto a la trabajadora de la salud y se lo envió a un integrante de la directiva de usuarios de ASSE, éste a su vez le pasó a la directora del hospital que inmediatamente la subió a la enfermera que estaba en situación irregular. A los 10 minutos se presentó en la sala una nurse que confirmó la falta de espacio necesario porque había muchas personas internadas, pero es el lugar que le corresponde a las personas mayores con sus respectivos acompañantes, estaban aproximadamente a medio metro un acompañante de otro.
AMENAZA DENUNCIARLA PENALMENTE
Una de las funcionarias dijo que no se podía sacar fotos en ese lugar y que podía tener consecuencias legales, podrían efectuarle una denuncia penal, a partir de ese momento se dirigió de mala manera a las personas que estaban en sala prohibiéndoles el uso de teléfonos. Posteriormente las enfermeras que estaban en el turno volvieron a entrar a sala, pero en ese momento todas tenían la indumentaria correcta, tapaboca, mascarilla, guantes. A los pacientes internados y sus acompañantes les exigen la indumentaria de prevención, entonces es correcto que las trabajadoras de la salud también respeten el protocolo –dijo Sastre-.
NO HABRÁ NUEVA INTERNACIÓN
Sastre dijo que se negó a una nueva internación recomendada por su médico ya que no la quiere exponer nuevamente a su madre a la posibilidad que contraiga covid. Virginia Sastre escribió una nota a la dirección del hospital contando la situación, le informaron que le contestaría antes de los 20 días, pero eso no sucedió, esperó un tiempo prudencial y nunca se comunicaron por ese motivo decidió hacer pública la situación.