martes 16 de abril, 2024
  • 8 am

En algunos lugares de Salto los niveles de arsénico en el agua están por encima del máximo permitido

Por Andrés Torterola.
Las aguas subterráneas y la calidad ha sido el foco de múltiples estudios por parte de sus investigadores, siendo los riesgos de exposición al arsénico (As) del agua potable uno de sus principales preocupaciones. Esta disciplina se ocupa de la influencia de la geología en la contribución de los problemas de salud, que es un tema complicado que requiere contribuciones interdisciplinarias de diferentes campos científicos, cuando los problemas deben resolverse. La exposición humana al As ocurre a través de diferentes vías que incluyen aire, comida, agua y suelo. En Uruguay, el agua potable es suministrada al 94% de la población por la empresa estatal (OSE) y los niveles de As están regulados oficialmente.
ESTUDIOS
La evidencia de los efectos del arsénico (As) en dosis bajas en humanos sigue siendo controvertida y presenta un gran problema de salud en varios países del mundo. Aún no está claro si existe un margen de seguridad más bajo para el arsénico en el agua potable, por debajo de las cuales las exposiciones no serían nocivas. En diálogo con CAMBIO la Química Farmacéutica Elena Alvareda dijo que el arsénico es un elemento que nos acompaña desde que nacemos. Hace dos años se instaló en la facultad el Laboratorio de Agua y Suelo del Departamento del Agua, donde se comenzó a estudiar la determinación de los metales y metaloide en agua. “Siempre tuve la idea de analizar las aguas subterráneas del departamento de Salto, en ese sentido me capacité en Argentina porque allí hay serios problemas con los niveles de arsénico en las aguas subterráneas”.
URUGUAY SIN ESTUDIOS EPIDEMIOLÓGICOS
El arsénico se definió como un elemento toxico, pero se debe separar la intoxicación de arsénico por una dosis letal, con dosis menores como las que se encuentran en el agua. Uruguay no tiene estudios epidemiológicos sobre arsénico y enfermedades causadas por éste, pero Argentina si lo tiene, Brasil también y en otros lugares del mundo también realizan esos estudios. En la India hay poblaciones que están totalmente contaminadas con una enfermedad que se llama arsenicosis, es una enfermedad crónica que resulta de beber agua con altos niveles de arsénico durante un largo periodo de tiempo (ex. 5 a 20 años). También se denomina envenenamiento por arsénicos. La OMS recomienda límites de 0.01mg/L de arsénico en agua potable. Las enfermedades por el consumo de arsénico pueden ser algunos tipos de cánceres, de vejiga, pulmón, enfermedades intestinales, los efectos de una intoxicación aguda son cuando produce vómitos, dolor abdominal, diarreas, calambres, por consumo de una dosis alta.
SITUACIÓN DEL ARSÉNICO EN EL AGUA DE SALTO
La organización mundial de la salud puso un límite que es el valor máximo permitido para la ingesta humana que es de 10 microgramos por litro. El Departamento del Agua a través de un proyecto financiado por la Agencia Nacional de Investigación e Innovación está llevando adelante un estudio sobre el arroyo San Antonio acuífero Salto, se estudiaron 20 pozos bastante espaciados en todo el departamento, allí se encontraron valores que superan los 10 microgramos por litro, que es el valor máximo permitido para el consumo humano. Las personas que viven en la zona rural no tienen más remedio que tomar esa agua, la posibilidad de adquirir enfermedades dependerá de la susceptibilidad del organismo porque en definitiva fue el agua que tomaron toda la vida los pobladores de esas zonas. Alvareda integra un proyecto denominado As URU, que está liderado por la química toxicóloga Nelly Mañay de la Facultad de Química, y Paula Collazo de la Facultad de Ciencias, que estudian el arsénico y sus efectos en humanos.