jueves 18 de abril, 2024
  • 8 am

Descontento de Federación de Magisterio ante las medidas tomadas por Presidencia

Por Karina De Mattos.
El Presidente de la República anunció nuevas medidas el pasado martes ante la situación de emergencia sanitaria por coronavirus. Dejó a criterio de la población la asistencia a las escuelas. CAMBIO dialogó con Carla Farías, dirigente de la Federación Uruguaya de Magisterio e integrante de la directiva de la Asociación Magisterial de Salto. «Como Federación aún no nos hemos reunido luego de los anuncios del martes.
De todas maneras nosotros venimos previendo esto desde el mes de noviembre como sindicato. En ese momento planteamos una cantidad de medidas que había que tener en cuenta para el comienzo del año al que en ese momento era el Consejo, hoy es la Dirección General de Educación Inicial y Primaria. Y quedamos esperando que en algún momento se nos convocara a reunirnos y diagramar como empezar el año. Para comenzar en forma segura, para todos, para el alumnado y para el magisterio en general, para los trabajadores. Para atender toda esta situación es necesario dotar de algunos recursos a los centros, recursos que no vinieron. No hay creación de cargos para los grupos que son grandes. Hay espacios pequeños. Faltan auxiliares de servicios, muchos, en todo el país.
FALTAN MAESTROS
Necesitamos más maestras y maestros para poder atender los grupos. Y para atender grupos más chicos, para que no haya tanta gente en cada salón. Estas cosas no se escucharon y tampoco se resolvieron tampoco. Así empezamos las clases. Con supresión muy grande para la presencialidad plena y demás. Magisterio hizo y hace todos los esfuerzos para que se atienda a todos los niños y en la mejor forma. Pero a veces los esfuerzos de los trabajadores y trabajadoras no es suficiente. Hay que tener recursos que en este momento no están. Cuando escuchamos las declaraciones del Presidente nos pasó lo mismo que cuando comenzaron las clases. Deja en manos de la ciudadanía la responsabilidad. Algo que viene pasando desde hace bastante tiempo. Traslada la responsabilidad del Estado de cuidar de la salud y la educación de la ciudadanía, a las propias familias, diciéndoles que concurran si quieren o no vayan. No es obligatorio que vayas”. En estos días nos vamos a estar reuniendo a ver bien como se sigue. El año pasado no estuvo fácil decirles a las familias que envíen a sus hijos cuando quieran. O que la responsabilidad es de ellos de enviar a sus hijos a la escuela. Eso no se hace creemos nosotros desde el sindicato”.
SIN COMUNICACIÓN
Luego de los anuncios del Presidente a nosotros los maestros desde la Dirección General de Educación Inicial y Primaria no se nos comunicó absolutamente nada. Nada comunicado y nada escrito a las escuelas. Ni una palabra. Falta comunicación. Dijo Farias.