viernes 19 de abril, 2024
  • 8 am

Jóvenes Colorados a favor de la Eutanasia en Uruguay

Juan Carlos Ambrosoni
Por

Juan Carlos Ambrosoni

63 opiniones

Por Juan Carlos Ambrosoni
El Partido Colorado se caracteriza entre tantas cosas por estar dispuesto al diálogo, tanto externo como interno, donde la pluralidad de visiones y opiniones ha sido uno de los tantos elementos que nos simboliza históricamente y nos atribuye la condición de ser una colectividad policlasista. Estas interacciones son con las que los jóvenes nos hemos nutrido desde siempre, poniendo sobre la mesa los problemas y debates que la sociedad necesita canalizar, tratando así, defender, contribuir y dar apoyo desde nuestra perspectiva a la causa que esté en cuestión para la cotidianidad de los uruguayos.
El pasado sábado los jóvenes colorados nos reunimos virtualmente, organización mediante de la Coordinadora Nacional de la Juventud, para tratar nuestro posicionamiento en cuanto al proyecto de ley serio y convincente de Eutanasia y suicidio asistido presentado en marzo del 2020 por el Diputado Ope Pasquet. Donde el mencionado legislador expuso argumentos a favor del tema y su homólogo nacionalista, Rodrigo Goñi, hizo lo mismo pero dando razones antagónicas a las de su colega. Escuchadas atentamente ambas descripciones sobre posicionamientos tanto a apoyar o mantenerse en contra del designio. Se procedió a discutir la postura y luego a tomar la decisión que, democráticamente, se concretó con una votación en la cual fue victorioso el apoyo a la eventual regla.
Nos une el humanismo, y es por ello que estamos a favor de la eutanasia. Creemos que las personas que están transitando una enfermedad irreversible o sufriendo de forma insoportable deben tener la total libertad de elegir darle fin a su vida con ayuda de un tercero (ya que ellos por sus propios medios no pueden), o si continuar con su lucha hasta el final. Optamos por qué tengan la posibilidad de culminarla de manera digna y anticipando males peores que de antemano es sabido que solo agravarán su situación y promoverá la angustia de su entorno. También hay segundos actores no menos importantes en estos escenarios, los médicos, quienes gozarían de la misma autonomía para decidir efectuar o no la petición del agónico paciente, descartando totalmente la obligatoriedad de los mismos de hacer algo que esté en su contra. Es de importancia destacar qué, este proyecto intenta despenalizar estos actos que los doctores que efectúan, ya que hoy esto sería suicidio piadoso, asunto que es delito y puede llevar a un castigo; además, la idea de Pasquet no es que esto funcione con ímpetu de la promoción de un servicio que busca terminar el ciclo vital de manera decente, se tiende lograr ampliar la gama de opciones ante situaciones determinantes.
Nos mueve la libertad, creemos que es el gran pilar que debe imperar en una comunidad, sin exceptuar ningún ámbito de la vida, inclusive, en lo que concierne con el final de la misma, es por ello que numerosos correligionario defenderemos con fervorosa convicción este proyecto de ley.
En el país hay lugar para más independencia, hasta cuando se trate de las situaciones adversas.