Lunes 20 de septiembre, 2021
  • 8 am

Las ollas populares se preparan para una dura temporada invernal con mayor demanda

Por Karina De Mattos.
El coronavirus ha causado crisis en todos los países y no solamente sanitarias, la económica que es igualmente destructiva. En Uruguay 100.000 personas pasaron a estar bajo la línea de la pobreza en 2020, por lo que la cifra total ascendió al 11,6 % y también aumentó la indigencia, según un estudio divulgado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Según el INE, el valor que toma la proporción de personas pobres para el año 2020 implica que de cada 1.000 personas 116 de ellas no superan el ingreso mínimo para cubrir las necesidades básicas alimentarias y no alimentarias.
SITUACIÓN COMPLEJA
En el transcurso de la emergencia sanitaria por la pandemia que causa del virus covid-19 en el mundo los uruguayos volvieron a ver generalizarse las ollas populares en los barrios, una imagen desaparecida desde la crisis de 2002, en las que personas con escasos recursos económicos acuden a retirar alimentos elaborados de forma desinteresada a partir de donaciones de vecinos o empresas. En Salto las circunstancias se repiten y bajo la condición de constituirse como el departamento con las tasas de desempleo más altas del país, la situación es preocupante. Tras la finalización de la temporada estival y el descenso de la temperatura se ha observado un aumento de personas concurrentes a las ollas populares. Desde la organización de las ollas populares ya se contemplaba que esta situación se iba a dar y que con la llegada del invierno las mismas se van a ver desbordadas.
DONACIONES
Por el momento el colectivo de ollas populares del departamento debido al aumento de casos positivos y bajo la precaución de no reunirse de no ser extremadamente necesario, no están trabajando de manera coordinada y cada olla ha retornado a la autogestión. Las ollas populares se están manejando con las donaciones que les van llegando desde todos los ámbitos de la sociedad. Toda donación es bien recibida, recientemente las organizaciones Rotary y Canastas Uy han colaborado con las ollas populares. Las cuales han sido de gran ayuda. Al no reunirse la organización de ollas populares y manejarse de manera autónoma no existe una forma central de acercar las donaciones pero los donantes se pueden dirigir a cada olla.
SE PREPARAN
Los integrantes del colectivo de ollas populares han definido no brindar entrevistas en los medios de comunicación tras no estar coordinando. La idea del colectivo no es rechazar entrevistas, ni espacios sino la de brindar un mensaje claro. Sin embargo confirmaron a CAMBIO que tanto las ollas populares como los merenderos del departamento están trabajando firmemente y que se observa en las últimas semanas el acercamiento de mayor cantidad de personas necesitadas de un plato de comida. Además desde cada olla popular se analiza el proyecto propuesto por la Intendencia de Salto y el Mides de la instalación de comedores municipales. La necesidad de un plato de comida, principalmente para personas en situación de calle o familias afectadas por pérdida de empleo no puede ser ignorada por las autoridades ni por la ciudadanía.

NECESIDADES
-Leche en polvo
-Fideos
-Arroz
-Salsa de tomate
-Aceite
-Azúcar
-Cocoa
Estos son los elementos de mayor consumo y necesarios que se requieren por parte de las ollas y merenderos.