domingo 26 de mayo, 2024
  • 8 am

Modelo de Red Bull, ¿Es ello posible en nuestro fútbol uruguayo?

Estudio Signorelli & Altamiranda
Por

Estudio Signorelli & Altamiranda

109 opiniones

Por el Dr. Agustín Vilar
Para el Estudio
Signorelli&Altamiranda
El Modelo de Red Bull en el mundo del fútbol refiere a la participación de una gran marca comercial invirtiendo en el fútbol, al punto de ser propietaria de cuatro equipos en el mundo, desarrollando un modelo que a continuación detallaremos.
La conocida marca de bebidas energizantes tiene su origen en Austria en los años 80´s, comercializándose rápidamente con mucho éxito por toda Europa para luego llegar a Estados Unidos y así expandirse por todo el mundo, convirtiéndose en una renombrada empresa de fama mundial, actualmente propietaria de equipos de fútbol profesional en las Ligas de Austria, Alemania, Estados Unidos y Brasil.
Es famosa su política de marketing mediante apoyo a deportes minoritarios, otorgando patrocinio e invirtiendo en disciplinas como el Surf, Kayak, Paracaidismo, Freestyle, Rally, Motocross, Skateboard, entre otros obteniendo ventajas económicas y potenciando su imagen, lo que facilitara su incursión en el fútbol.
Todo comenzó con un poco de suerte -como en la mayoría de los modelos exitosos-, cuando uno de los propietarios de Red Bull decidió comprar el Austria Salzburgo (club del cual era fanático), para luego cambiar su nombre, camiseta, colores y escudo. El primer año el equipo obtuvo el segundo puesto de la liga austríaca y luego un tricampeonato, convirtiéndose en el equipo más poderoso del país.
Rápidamente los propietarios de Red Bull advirtieron que debían expandir su marca a lo largo del globo, y definieron que a diferencia de otros modelos donde se busca la movilidad de jugadores, fichajes millonarios por compra/venta de jugadores, el modelo Red Bull consistiría en la captación y formación de jóvenes talentos, ya que en la formación de estrellas es de donde es más factible obtener mayores réditos. Repárese en que jugador noruego Erling Haaland (quien hoy a sus 20 años es estrella mundial del fútbol) ha sido formado por el Red Bull Salzsburgo.
Para lograr esto la empresa ha tenido que encontrar la manera de expandir su marca siguiendo una suerte de ingeniería jurídica para cumplir con las estrictas reglamentaciones de FIFA y de cada Federación sobre adquisición de clubes, dado que a quienes dirigen el fútbol organizado no les atrae la idea de que empresas comerciales dirijan el fútbol y especulen con sus activos (que son los deportistas), para lo cual han afinado cada vez más sus reglamentos.
Caso RB Leipzig: el equipo alemán de la empresa de energizantes tuvo una dura batalla legal con la DFB (Federación Alemana). Red Bull adquirió un equipo de 5ta división (no profesional), por lo que pudo cambiarle el nombre, escudo, camiseta y colores, denominándose técnicamente Rasen Ballsport Leipzig, lo que le permite utilizar las iniciales RB de Red Bull, pero no pudo denominarse con su nombre comercial debido a una prohibición de la Federación en ese sentido. Obtuvo cuatro ascensos consecutivos y hoy es uno de los equipos más poderosos dentro de su Liga y el único club de fútbol en Alemania donde los miembros no tienen derecho a voto directo (los 17 son empleados de Red Bull) y se burla de la norma del 50+1 que le da cierta protección al sistema de aficionados socios, modelo en franco declive.
El último club adquirido por Red Bull (en 2019), es el Red Bull Bragantiños de Brasil, con resultados inmediatos: ascendido al Brasileirao y ya participa de la Copa Sudamericana de 2021.
Con ese modelo captación y formación de jugadores jóvenes, no resulta extraño su arribo a Brasil (donde no lo han logrado otros Grupos, como el City).
Puesto que este equipo participa en el fútbol carioca y en esta edición de la Copa Sudamericana, podremos apreciar de cerca los resultados deportivos y económicos.
No sería extraño que el gigante de bebidas energizantes centrara en nuestro país, donde se destaca la formación de jóvenes promesas.