Lunes 20 de septiembre, 2021
  • 8 am

LUC. ¿Qué sucede si se llegan a las firmas?

Dr. Pablo Perna
Por

Dr. Pablo Perna

44 opiniones

Por el Dr. Pablo Perna
El Frente Amplio, el PIT-CNT, la Intersectorial Feministas, la Federación de Estudiantes Universitarios (FEUU) entre otras organizaciones de izquierda, vienen trabajando en el referéndum para derogar 135 artículos de la LUC. Esta ley ha sido la plataforma política materializada por los partidos políticos de la Coalición, que el pueblo uruguayo democráticamente ha elegido; pero la izquierda, también por medios democráticos, pretende derogarla mediante la figura jurídica de un “referéndum”.
¿Qué es el referéndum? Es el mecanismo previsto en el Art. 79 Inc. 2º de la Constitución de la República para derogar una ley; en este caso puntual, la LUC.
¿Qué se necesita para derogarla? Conforme a lo que establece la Constitución de la República y la ley reglamentaria, se requiere en primer lugar obtener el 25 % del total de los inscriptos habilitados para votar, que firmen manifestando su voluntad de someter a referéndum la LUC; esto equivale a 675.000 firmas. Hasta el 22 de junio, la “Comisión Pro-referendum” ha anunciado que tenían 572.551 firmas, por lo que le restan 102.449.
¿Qué plazo tienen para juntarlas? La normativa exige que en un plazo máximo de un año a contar desde el día siguiente a la promulgación de la ley, deben de juntar las mimas; por lo que la fecha limite será el 9 de julio de 2021, al cumplirse un año de la promulgación de la LUC.
¿Qué sucede si se obtienen las firmas? La Corte Electoral tendrá un plazo de 150 días hábiles para estudiar si se han alcanzado las firmas requeridas. De haber cumplido con las firmas mínimas y procedencia legal, en el plazo de 120 días deberá de convocarse a referéndum, cuyo voto será secreto y obligatorio, para que el pueblo se expida mediante la elección entre dos papeletas, el “SI” o “NO”, si se quiere derogar la LUC.
¿Qué mayoría se requiere para derogarla? Se requerirá que voten por el “SI” más de la mitad de los votantes cuyo voto sea considerado valido. Esto significa que se requerirá estimativamente más de 1.200.000 votos para derogarla; lo que significaría un número mayor de votos válidos obtenidos por el Frente Amplio en la segunda vuelta de noviembre de 2019.
Hoy quedan 8 días para que se pueda cumplir con el mínimo constitucional de firmas; logrado será el primer paso para que se someta a referéndum la misma. Como hombre de derecho, no podemos estar en contra de la herramienta constitucional adoptada, pero discrepamos con la pertinencia, en virtud que nos da la sensación que se utiliza esta herramienta legal para mantener una militancia activa, en virtud que las posibilidades de obtener las mayorías requeridas resultan prácticamente imposibles.
En próximas columnas analizaremos artículos que los colectivos de izquierda pretenden derogar, motivo por el cual no firmaremos, ni apoyaremos el referéndum contra la LUC.