Martes 26 de octubre, 2021
  • 8 am

Aconsejan consumo materno de hierro para desarrollo neurocognitivo del bebé

Luego de un año de recolección de datos se concluye que existe adecuada evidencia para relacionar el consumo de hierro y carne vacuna durante el tercer trimestre de gestación y el déficit latente de hierro y ferritina en el cordón umbilical. En los 188 casos se aplicó una encuesta materna para medir la frecuencia del consumo de alimentos fuentes de hierro y en qué cantidades aproximadas durante el último trimestre de embarazo. Luego, pasado un minuto de vida del recién nacido, tras haber realizado un pinzamiento estricto del cordón umbilical, se extrajo sangre del mismo para medir los niveles de ferritina presentes.
CONSUMO DE CARNES
El hierro está presente en forma mineral en vegetales y en forma orgánica conocida como hierro hem. La absorción del hierro mineral o no hem es menor en relación al hierro en su forma hem. Las fuentes de hierro hem son las carnes vacuna, porcina, de aves y pescados. El consumo de carnes y pescados en porciones- día aumenta la absorción del hierro presente en los vegetales. El bajo consumo total de hierro y carne vacuna durante el tercer trimestre de gestación, determina niveles descendidos de ferritina en el cordón, lo que está asociado a un mayor riesgo de inadecuado desarrollo neurocognitivo y a que el proceso de mielinización de las neuronas se realice en forma incorrecta– es como si un cable que transmite información no tuviera un recubrimiento seguro y uniforme (la mielina), lo que no permitiría que pase la información–.
NEURODESARROLLO
Es importante que este proceso de mielinización, que comienza en el segundo trimestre de la gestación y dura a lo largo de toda la vida, se produzca de manera adecuada para que luego, los estímulos nerviosos que nuestro cerebro envía a través de las neuronas, circulen de forma correcta, contribuyendo al neurodesarrollo de nuestros niños.