Martes 26 de octubre, 2021
  • 8 am

TLC con China, “puede ser el cambio más importante de los últimos 70 años”

El Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Ing. Agr. Fernando Mattos, recordó al inicio de su discurso que a pesar de la pandemia, el sector agropecuario ha crecido fuertemente en sus exportaciones, tanto del sector cárnico como de la lechería, entre otros rubros de la producción agropecuaria nacional.
En materia de las tarifas públicas, pero principalmente respecto a los combustibles, Mattos dijo que “la nueva forma de fijar el precio de los combustibles”, busca transparentar la formación y todos los componentes del precio, “incluidos los subsidios cruzados, los costos de ANCAP, el biocombustible, los déficits del complejo del portland y los costos de distribución”. Y dijo que “la discusión de fondo que debemos darnos como sociedad es acerca del futuro de ANCAP. Que tiene como empresa energética una competencia creciente de las energías renovables y una disminución importante de la demanda de sus actuales productos”.
Respecto al anuncio del Presidente de la República, Dr. Luis Lacalle Pou, sobre el estudio de prefactibilidad, de un Tratado de Libre Comercio entre China y Uruguay, Mattos dijo que “esto representa un importante paso hacia la mejora de la inserción internacional, previamente anunciada a los socios del MERCOSUR, cuando se propuso la flexibilización de la obligatoriedad de negociar en bloque”.
“Recibimos la voluntad de la segunda economía mundial y de nuestro principal socio comercial para entablar negociaciones” dijo Mattos, y agregó que los “Tratados de Libre Comercio implican mejoras en el intercambio de bienes, pero también en materia de servicios, compras gubernamentales, intercambio científico, cultural, turístico, siendo también un importante factor de impulso a las inversiones”.
Sobre este tema remarcó que “este puede ser el cambio más importante en materia comercial para el Uruguay de los últimos 70 años. Significando una enorme oportunidad para impulsar el desarrollo a través del incremento del comercio y de las inversiones”.
El ministro dijo estar preocupado por la vinculación de la producción agropecuaria con el cambio climático, “pretender responsabilizar a la ganadería no tiene base científica y obedece a intereses económicos poderosos” y remarcó con énfasis que “la carne y la leche son productos de origen animal y no de laboratorio. Si piensan imitarlos, llámenlos como quieran, pero no engañen al consumidor”.
Sobre los ataques de perros indicó que existe “enorme preocupación”. Indicó que “la súper población canina es un gran problema que enfrenta el Uruguay representando una amenaza sanitaria, económica y de convivencia social”, por lo que desde el gobierno se ha concretado la creación del Instituto de Bienestar Animal y se le han brindado recursos para su accionar.
Respecto a las campañas sanitarias dijo que “el ministerio está comprometido en el rediseño” de las mismas y que las “nuevas autoridades de las Dirección General de los Servicios Ganaderos, en contacto con los demás integrantes de la Comisión Nacional Honoraria de Sanidad Animal y de las CODESAS, tienen el respaldo político de este Ministro para redefinir los objetivos de las campañas, hacerlas más eficientes, estableciendo metas claras, medibles y que resulten menos costosas”.