Sábado 4 de diciembre, 2021
  • 8 am

Latidos

Una buena noticia para muchos salteños ha sido la confirmación del retorno del servicio de transporte colectivo urbano de pasajeros los días domingos. Sin dudas que para muchas personas que esos días se les hacía complicado poder trasladarse, con este retorno del servicio logran solucionar ese problema. Ojalá se valore la importancia del servicio y la necesidad de muchos salteños de tener esta opción los días domingos y no se determine nuevamente la cancelación.
COMPLICADO
Un tema que se repite desde hace mucho tiempo y que los días sábados sobre todo se vuelve muy complicado, es el tránsito en la zona del paseo de compras. Muchos ómnibus de excursiones se detienen al costado de esa zona y el espacio que queda para transitar por la calzada se hace muy pequeño, sobre todo para vehículos de gran porte. Se observan muchas personas transitan por la calzada y cruzan de un lado a otro con el riesgo que ello implica. No estaría de más implementar un par de cruces peatonales en esa zona para intentar ordenar el movimiento cuando hay mucho público circulando.
MUCHOS
Una gran cantidad de salteños aprovecharon el excelente clima del fin de semana y se volcaron en masa a disfrutar de los paseos tradicionales que ofrece nuestra ciudad. Uno de los lugares más concurridos fue la Costanera Norte donde se pudo observar a muchas familias instaladas con las clásicas sillas plegables o sino transitando en sus vehículos en forma lenta por esa zona. Un lugar que es sumamente disfrutable en horas diurnas pero que en las noches -y sobre todo en altas horas de la madrugada- se convierte en una zona compleja por diversos motivos.
COLMADAS
Nuevamente se vieron colmadas las instalaciones de los centros termales de nuestro departamento y es una muy buena noticia para un sector que estuvo mucho tiempo paralizado o con un movimiento mínimo, lo que produjo que muchos trabajadores quedaran cesantes o en el seguro de desempleo.
DIFERENTE
Un salteño que reside en el extranjero desde hace muchos años, volvió a nuestra ciudad por temas familiares y en una ronda de amigos comentó que vio muy diferente a nuestra ciudad de cuando emigró. “Lo que más me llamó la atención, es el poco movimiento de gente caminando que se aprecia en calle Uruguay los fines de semana. Además de que todos circulan en auto, hay muy poca gente caminando, mirando vidrieras o incluso en algunos de los varios lugares que hay para comer y tomar algo”.