Domingo 5 de diciembre, 2021
  • 8 am

Bayucuá vendió sus toros en US$ 4.945 de promedio

En un remate ágil y dinámico, la cabaña salteña Bayucuá colocó su oferta de vientres y toros en el local de la Asociación Agropecuaria de Salto, con los martillos de Correa & San Román y Zambrano & Cía.
Como es tradicional se comenzó con los vientres, donde las planteleras alcanzaron US$ 6.520 de promedio, las terneras que se ofrecieron por la cabaña en un 50% se comercializaron a US$ 8.680 de promedio con un destaque de US$ 12.000 por “Cumbia” que fue adquirida por Río Gaucho, elevando así el valor del animal a US$ 24.000.
Las vaquillonas de Pedigree hicieron US$ 4.560, las vacas PI en 3.444, las vacas puro controlado en US$ 2.260 y las SA se colocaron en US$ 1.575.
En los machos, el comienzo con los planteleros alcanzaron un promedio de US$ 10.400, con el destaque para el primer reproductor que se pagó US$ 16.800 por la firma Calistur S.A. de Lavalleja. Los toros de pedigree se pagaron US$ 4.675 de promedio, los puros controlados en US$ 4.890 y los SA en US$ 4.480.
En total se colocaron 101 hembras a US$ 2.320 de promedio y 70 machos a US$ 4.945.
Carlos Martín Correa, del escritorio Correa & San Román, dijo que el remate “fue muy parejo de principio a fin, la demanda en todas las categorías, sorprendió la cantidad de interesados en las hembras, pero es lo que caracteriza a Bayucuá”.
Gerardo Zambrano señaló que “el remate fue muy bueno, más en una cabaña con años, con tradición, que la gente sabe cómo trabaja, además este es un remate de cabaña para cabañas, porque se venden vaquillonas en el 50%, toros padres, lo que hace una oferta muy importante y en los toros de campo fue fluído y se iba entonando cada vez más el remate”.
Maria Mattos, principal de la cabaña, dijo “quedamos muy contentos, muy conformes, principalmente por la gente que nos acompañó, porque tenemos gente que nos acompaña de toda la vida y eso no tiene precio”. La cabañera remarcó que este “es un muy buen año para la ganadería, con los ganados disparados hacia arriba, algo que el país necesitaba después de tantos golpes con esto de la pandemia; y que al campo le esté yendo bien y que pueda ser el apoyo y el motor de la recuperación del Uruguay es algo que nos deja muy contentos”.