Domingo 17 de octubre, 2021
  • 8 am

Fuerte demanda por el Brangus y Angus de Macedo

Un año más donde cabaña Macedo, de la familia Riani, recibe a sus clientes y amigos en la propia estancia, donde colocó el 100% de la oferta tanto de los toros como de vientres. Este año en particular la cabaña ofreció por primera vez vientres de la raza Brangus, donde entraron 10 vientres de la sociedad con “La Sultana” de Argentina, y la demanda no defraudó con valores de punta para estos vientres.
Con clientes de varios puntos del país, las ventas estuvieron a cargo de los escritorios Gastón Araujo Agronegocios y Megaagro.
El arranque de los negocios se concretó con la ventas de dos lotes de vientres generales de Cabaña Macedo, que se colocaron entre US$ 835 y US$ 820. Para luego continuar con los 30 vientres base Brangus de El Tacurú, con valores de US$ 1.200 a US$ 1.080, con un promedio de US$ 1.120.
En la continuidad de los vientres, siguieron los pedigree de Cabaña Macedo, donde las 30 vacas Aberdeen Angus hicieron US$ 1.742 de promedio, con valores entre US$ 2.520 y US$ 1.320. Los vientres Brangus se destacaron con precios de US$ 4.320 de máximo, con un mínimo de US$ 1.920 y un promedio de US$ 2.886.
En este último caso el valor de punta fue pagó por la cabaña “La Santina”, pero también hubo valores de US$ 3.120 para la zona de Cerro Largo, y US$ 3.000 por varios vientres que fueron adquiridos por la cabaña Bayucuá.
En los machos, se vendieron 59 toros Aberdeen Angus, el máximo fue de US$ 14.400 por un toro de transplante embrionario, Macedo 877, un Pucará sobre madre Yesquero, que fue adquirido por “La Santina” y “Consorcio Genético”. En esta categoría, el piso fue de US$ 3.000 solamente por un toro, con un promedio de US$ 4.390.
En el caso de los 14 Brangus ofrecido y vendidos, el máximo fue de US$ 4.560, adquirido por Sierra del Toro S.A., con un mínimo de US$ 3.600 también por solamente un reproductor. El promedio fue de US$ 3.943.
Luego se comercializaron los reproductores de la cabaña “Santa María del Arapey” donde los 10 Polled Hereford se colocaron entre US$ 2.880 de máximo y US$ 2.520 de mínimo, con un promedio de US$ 2.598.
Al final se ofrecieron las yeguas criollas de andar de El Tacurú con valores de US$ 3.000 de máximo y US$ 1.200 de mínimo, con un promedio de US$ 2.060. En tanto que una yegua de manada de cabaña Macedo se vendió en US$ 1.200, y las piezas de cría se colocaron entre US$ 960 y US$ 480.
Al cierre del remate fue generalizada la conformidad con el resultado y la colocación total de la oferta. El martillero José Aicardi, dijo “fue un rematazo de punta a punta, en un año de la ganadería uruguaya que está quedando en la historia”, por su parte Gastón Araujo indicó que “el remate estuvo muy bien, pero la mercadería se defendía por su sola y cuando cabañeros de punta vienen a comprar enaltese la calidad de la oferta aún más”.
Gustavo Riani, principal de Cabaña Macedo, dijo “se vendió todo, ágil, estamos muy conformes y también contentos por nuestros compañeros de remate, que vendieron todo también”. Por su parte, Mauricio Groppo de La Sultana, “bien conformes, porque los precios fueron muy buenos en el Brangus. Nunca se había vendido hembras desde que arrancamos este emprendimiento y ahora vendimos 10 y la demanda que tuvimos ratifica el trabajo que venimos haciendo”.
En tanto que José Burjel, de cabaña Santa María del Arapey, agradeció la confianza de la familia Riani en la cabaña, y dijo que “se colocó el 100% y a precios aceptables”. Luis Felipe Fros, integrante de El Tacurú, dijo “agradecemos la invitación de Macedo de pasar en este gran evento, fue un remate espectacular, con mucha puja”.