viernes 2 de diciembre, 2022
  • 8 am

Profunda congoja por la muerte de “Juanita” Emed

En la jornada de ayer se conoció la triste noticia sobre el fallecimiento de Juana Emed, una mujer con una fuerte vocación de servicio y solidaridad para con la sociedad toda, pero especialmente para ayudar a los más frágiles y humildes. Su muerte provocó una profunda congoja en todos los ámbitos de Salto, ya que su presencia era siempre testimonio en cada cruzada solidaria o acción en beneficio de los demás. Compañía constante de su esposo (Dr. Néstor Albisu) en sus años de militancia política y social, tarea que continuó luego para con su hijo Carlos en el desafío de alcanzar a ser un referente departamental de su querido Partido Nacional.
UNA VIDA DE SERVICIO
Nacida un 24 de junio de 1939, “Juanita” siempre fue una mujer que ayudó a los demás, vinculada a la Fundación Álvarez Caldeiro Barcia, a la Asociación Down de Salto, al CAIF Los Gallitos, merenderos, acciones sociales vinculadas a niños y adolescentes y contribuía con el Obispado de Salto en el llamado Proyecto Ibirapitá en apoyo a niños y adolescentes del extremo este. Fue distinguida en el año 2004 como “Mujer del año” por CAMBIO. En una de sus últimas entrevistas concedidas a CAMBIO Juanita dijo claramente: “Mi vida siempre ha sido ayudar a los demás, es una experiencia única y grandiosa” y así consumió su vida dejando una huella en todos los lugares donde estuvo y permanecerá con su legado.