lunes 4 de marzo, 2024
  • 8 am

“Tienen que ver”: canción homenaje de Mario Castro a Víctor Lima premiada por el MEC

Por Karina De Mattos.
El profesor Mario Castro, músico y compositor, participó de un concurso organizado por el Ministerio de Educación y Cultura en homenaje al cantante, poeta y compositor salteño, Víctor Lima en el centenario de su nacimiento. Fueron varios los artistas locales que presentaron sus canciones en este concurso, sin embargo el único seleccionado ha sido Mario Castro, junto a otros artistas de gran nivel a nivel nacional. Castro visitó la redacción de CAMBIO y nos comentó detalles del proceso de creación.
-¿Cómo se decidió a participar del concurso?
-Me enteré de este concurso que lanzaba al Instituto Nacional de Música en conmemoración de los 100 años de Víctor Lima, entonces el concurso era un llamado a compositores de canciones a Víctor o a personajes peculiares de cada localidad. Se presentaron 135 canciones, de acá de Salto mandamos muchas. Yo ya andaba con Víctor Lima en la cabeza, Roberto Lucero, familiar de Víctor, lo homenajeó el año pasado de la que participé, y ahí quedé con él en cuanto a poeta under del Salto que no te reconoce y en el que hay que hacer las cosas por corte propio. En él encontré un hermano, un referente que estuvo en otra época en este mismo lugar. En este mismo salto en el que te sentís recontra solo, yo ya estoy grande y me ha ido lindo con la música pero no tengo a quién seguir, miro hacia los costados y me siento bastante solo. Me veía mucho en él, andar acá en Salto y escribirle a Salto y esa otra cuestión de quererlo. Porque existe una cuestión muy cliché de Salto de renegar de nuestro lugar. Y comparto una visión con este artista qué es para adentro, el vínculo es con la palabra, con la música, con el arte.
-¿Cómo fue el proceso de creación?
-El proceso de escribir la canción fue precioso porque todas las semanas componía una cuarteta y lo iba llevando así. Una de las cosas que me llamó la atención de Víctor Lima fue su pasaje de Salto a Treinta y Tres. Y en eso me baso en la disparidad tanto geográfica como de gente, y la canción tiene que ver justamente con esto porque la primera parte dice: «Y qué tienen que ver los cuervos qué sobrevuelan una quebrada con el frío de mi pueblo que endulza naranjas con heladas». Me nutrí de material, compré un libro que salió desde la Intendencia de Treinta y Tres, con dos discos cantados por el Laucha Prieto. Primero que nada la canción es un gracias a él. Conecté con Víctor Lima de tal manera que sentí su presencia, yo vivo afuera en Colonia 18 de Julio y él estaba presente. Me sentí canal directo con la divinidad a través de la música. Es una milonga bien simple y el texto es divino. Porque es para Víctor.
Fui el único salteño que quedé seleccionado y tenía que quedar un salteño porque Víctor era de acá. Me honra porque quedaron músicos re grosos.
Foto: Mario Castro en la redacción de CAMBIO.