Jueves 20 de enero, 2022
  • 8 am

Recuperando reliquias en manos de Minatta

Dr. Pablo Perna
Por

Dr. Pablo Perna

60 opiniones

Por el Dr. Pablo Perna
El diario “El Día” fue inaugurado por José Batlle y Ordóñez el 16 de junio de 1886, siendo el principal diario de nuestro país hasta 1992; en 1924 Batlle decide remodelar su diario y compra una casona localizada en Avda. 18 de Julio y Yaguaron (Montevideo). La obra a realizarse se la encomendó al arquitecto nacido en Salto en 1888, Diego Noboa.
La nueva Sede fue inaugurada el 30 de julio de 1928; era un palacio que del punto de vista arquitectónico se encontraba inspirada en el arte clásico y espíritu grecorromano; en su entrada se encuentran tres grandes portadas con puertas de bronce, que conducían a un enorme hall con grandes columnas laterales de mármol nacional; en el techo una gran cúpula de vitrales adornadas con los signos zodiacales. Se colocó en la cúspide una “sirena”, construida en Alemania y que fue famosa en el Uruguay porque se la hacía sonar en eventos de relevancia.
La “sirena de “El Día”, sonó por primera vez en su inauguración; sonó en el centenario de la muerte de Artigas el 23 de setiembre de 1950; cuando Uruguay sale campeón del mundo; cuando finaliza la segunda guerra mundial; la llegada de los astronautas a la luna, entre otras fechas de importancia. Sonó también con la muerte de su fundador José Batlle y Ordoñez en 1929, cuando su cortejo fúnebre llegaba a las instalaciones de “El Día”; se repitió la misma ceremonia cuando muere su sobrino quien fue Presidente, Luis Batlle en 1964; y la última vez que sonó fue recientemente el 25 de octubre de 2016 con la muerte de Jorge Batlle, donde fuimos testigos de tan honorifico ritual. El edificio cierra sus puertas en 1993 y en 1997 reabre nuevamente pero transformado en casino.
Las últimas reliquias que quedaban en el sótano del Diario “El Día” fueron rematadas el 20 de octubre de 2021 por Bavastro, donde pudimos adquirir algunas de ellas. Entre las adquiridas se encontraba una pieza de bronce de un metro y medio por uno, con la cara labrada en bronce de José Batlle y Ordoñez, que se encontraba a la entrada del edificio al conmemorarse los 75 años de vida del diario.
La sorpresa es que cuando cae en manos de Emilia Minatta para su restauración, descubre que la pieza había sido esculpida por el famoso escultor uruguayo José Belloni quien nació en Montevideo en 1882. El maestro fue de los escultores más destacados de Uruguay, con reconocimientos mundiales, escultor del monumento “La Carreta”, emplazada hoy en el Parque Batlle; “La Diligencia”, ubicada en el Prado; autor de figuras decorativas del “Salón de los Pasos Perdidos” del Palacio Legislativo; del monumento de Juan Manuel Blanes localizado entre la Torre Ejecutiva y el Teatro Solís, entre muchos monumentos ubicados en lugares públicos de relevancia. La reliquia adquiere un valor no únicamente por haber sido propiedad del diario “El Día”, sino porque lleva la firma del reconocido escultor uruguayo.
Compartimos estos pedazos de nuestra historia criolla, que sin lugar a dudas seguirán siendo admiradas por generaciones aunque sus custodios provisorios ya no existan. Gracias Emilio.