martes 4 de octubre, 2022
  • 8 am

El calor y los termómetros callejeros: INUMET explicó que “no son fiables”

Por Alexander Ruppel
En los últimos dos días se viralizaron mediante redes sociales fotos mostrando termómetros callejeros en Salto donde la temperatura superaba los 50 grados. El calor es el tema central de la conversación de los salteños estos días y ante las muestras de interés (y también algunas exageraciones), Néstor Santayana, jefe de pronósticos del Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet), explicó por qué no son tan confiables estos instrumentos.
LECTURA NO REAL
“Un termómetro callejero posee un sensor eléctrico, normalmente un termistor, ubicado en el interior de un cubículo metálico, acristalado y con plásticos. Lo que mide dicho sensor es la temperatura del interior del recipiente donde esté situado, y en muchas ocasiones están a la vista, en lugares muy soleados para ser vistos, acompañando a un anuncio publicitario. Y además, la mayoría son de color negro, que absorben mucho más el calor”, indicó. «Los relojes callejeros puede mostrar la hora exacta pero no la temperatura del aire correcta. Estos muestran la temperatura a la que se encuentra el material o recipiente dónde está ese sensor», afirmó.
MEDIDA CORRECTA
Según el jefe de pronósticos de Inumet para que la temperatura del aire sea medida correctamente debe ser señalada por un termómetro «situado en el interior de una garita de madera, con rejillas de ventilación para que corra el aire en su interior y esté bien ventilada». Además, «tiene que estar pintada de blanco y orientada al norte geográfico, a la vez que situarse en torno a metro y medio de altura del suelo, en terreno representativo de la región en la que se encuentre», explicó. Santayana aseguró que en Uruguay «estas condiciones estándares a nivel mundial las cumplen las estaciones meteorológicas convencionales de Inumet», sostuvo el meteorólogo.