Jueves 20 de enero, 2022
  • 8 am

Mercado del gordo dispar y con pocas operaciones

Hay una gran disparidad en el mercado del ganado gordo, a lo que se sumó en los últimos días una reducción significativa de la operativa, con la oferta reducida apostando a las lluvias del fin de semana y la industria reduciendo su interés comprador.
Las plantas que precisan animales de la mejor calidad pagan precios sostenidos que se ubican unos US$ 10-15 centavos por kilo carcasa por encima del resto del mercado, en tanto otras plantas anotan para principios de febrero, sin pasar precios.
Con las condiciones de sequía que imperan en el país, la oferta de novillos especiales y pesados es exigua, a la vez que aparecía oferta de lotes de regular terminación castigados por el déficit forrajero. Sin embargo, esta última se moderó a la vez que se van confirmando los pronósticos de precipitaciones. Las plantas que precisan novillos especiales pagan US$ 4,40-4,45, pero quienes no tienen mayor interés por animales de estas características, pasan US$ 4,25-4,30. En el caso de las vacas los precios van de US$ 4,00 por vacas gordas a US$ 4,15 por las pesadas. Sigue siendo escaso el interés por vaquillonas, para las que la referencia oscila en los US$ 4,20 el kilo.
Las entradas a planta son tan variables como los precios. Hay quienes ofrecen entradas rápidas, pero con un descuento en el precio, otros están comprados por 7-10 días, otros un par de semanas y hay casos en los que se anota para principios de febrero.
Está complicando, como en otros países, el avance de la variante ómicron del coronavirus, la que genera un aumento en el ausentismo en varias plantas de faena y limita la actividad.
Toda la expectativa del sector productor está en el pronóstico de lluvia para el fin de semana y el lunes que viene. Los pronósticos indican “alta” probabilidad de precipitaciones, con volúmenes que podrían ser abundantes. Si se confirma, la oferta se calmará y el mercado tenderá a tonificarse. Si no se confirman, la oferta crecerá y el mercado se verá presionado a la baja.