sábado 1 de octubre, 2022
  • 8 am

“La cancha tiene un uso intenso y el césped natural está condicionado”

Son varios los proyectos de reformas en el estadio Ernesto Dickinson que se tienen previstos, entre ellos el más inmediato es la modificación del campo de juego, reemplazando el césped natural por el artificial. CAMBIO dialogó con el arquitecto Osvaldo Sabaño, quien actualmente se encuentra asesorando a la Liga Salteña de Fútbol sobre las reformas previstas en el máximo escenario deportivo del departamento de Salto.
“Arrancamos hace poco con un trabajo de colaboración con la gente de la Liga. Las obras que están previstas a corto plazo serían fundamentalmente el mejoramiento del campo de juego y algunas cuestiones de infraestructura vinculadas al cercado, mejoras en tribunas también. Por supuesto todo está para ser coordinado con el cuerpo de neutrales de la Liga Salteña de Fútbol. Un poco nuestro trabajo va a ser juntar una serie de ideas que se tienen y organizar tiempos en función de recursos materiales. Lo primero que urge es la mejora del campo de juego, con la sustitución de la cancha de césped natural por una artificial. La cancha tiene un uso muy intenso y la cobertura de césped natural por momentos está muy condicionada, entonces una de las propuestas es sustituir el césped natural por el artificial”, dijo en primera instancia.
MEJORAS EN CABINAS
“Todo esto estaría también vinculado la mejora de la infraestructura de las cabinas de transmisión, todo lo que tiene que ver con prensa. Las cabinas existentes ahora son de material y están muy deterioradas, por eso la idea es acondicionarlas, seguramente rehacerlas y acondicionarlas fundamentalmente desde el punto de vista térmico, las instalaciones eléctricas también, la red de cableados etc. Esas son un poco las dos cosas que más nos urgen, pero después hay mejoras generales para hacer. Al ser una superficie muy grande, todos los costos son elevados. Se trata de ir paso a paso, de a poquito y en función de los recursos que se consigan”.
“Las mejoras en el cercado de la cancha es otra de las cosas que se han planteado, la renovación de los alambrados, la reparación de algunas tribunas que están en estado deteriorado. También se está viendo la posibilidad de mejorar los taludes laterales a las tribunas, mejorar eso para aumentar la capacidad del estadio y para acondicionar a un uso adecuado”, añadió.
NO SE EXTENDERÁ CAMPO DE JUEGO
Consultado sobre la posibilidad de extender las medidas reglamentarias del campo de juego, señaló
“La extensión del campo de juego no nos permitiría entrar en un rango diferencial al que tiene ahora la cancha, entonces seguramente sería un esfuerzo que no vale la pena en esta etapa al menos. Eso el cuerpo de neutrales lo maneja muy claro en relación a las dimensiones previstas. El campo de juego en estas condiciones puede ser utilizado pero la extensión, aunque ocupemos el espacio que está previsto en el sector de veredas, no llegaría a una longitud de cancha para entrar en otro rango. En cuanto a los tiempos del cambio de campo de juego, se está planificando. Uno entiende que se tratará de concretar a la brevedad. Deberían iniciarse las obras en un par de meses más. La idea es llegar a agosto con el campo acondicionado”.
MEJORAS DE VESTUARIOS
Finalmente Sabaño hizo referencia a otra etapa que tiene modificaciones y a la creación de vestuarios. “Más adelante viene otra etapa de mejoras debajo de las tribunas, con mejoras en vestuarios, aunque eso sería más a largo plazo. También existe un proyecto de ampliación en el sector este, que estuvo a cargo en su momento del arquitecto Rebollo y está previsto concretarse. Estamos previendo reuniones con Rebollo para ver de qué manera llevarlo a cabo. Sería la parte de vestuarios en el sector visitante. Es un proyecto que quedó en carpeta y estamos viendo la forma de materializarlo. La idea es trabajar a la brevedad en un trabajo coordinado con Rebollo”.
Foto: La tribuna Irazoqui está deteriorada y será uno de los sectores del estadio que recibirá más trabajos.