viernes 30 de septiembre, 2022
  • 8 am

Trabajadores de Termas del Arapey expresan su descontento por la forma inhumana en traslados

Un grupo de trabajadores de Termas del Arapey -cansados de ser transportados en condiciones inhumanas- se comunicaron con CAMBIO para expresar su malestar por esta situación. Indicaron que los ómnibus nunca están en condiciones, dijeron entender que la empresa no tenga medios de mejorar el estado del transporte debido a que el camino se encuentra en pésimo estado, esa situación cualquier ciudadano lo puede comprobar, también las autoridades. Indicaron los trabajadores que en una oportunidad se cayó la puerta del ómnibus, la empresa encargada del traslado de los funcionarios tiene unidades realmente vetustas, no tienen aire acondicionado, los asientos se rompen y entra mucha tierra.
MIEDO A REPRESALIAS
El viaje que debería demorar 45 minutos muchas veces se prolonga a más de una hora, ya que la unidad de transporte se rompe y deben esperar que llegue el ómnibus de auxilio, cabe recordar que hubo en Salto sensaciones térmicas de 50 grados y los trabajadores quedaron sin posibilidades de llegar a su trabajo en tiempo y forma. En horas de la noche sucede lo mismo, en algunas ocasiones los trabajadores llegaron a la una y media de la mañana a sus hogares, después de trabajar todo el día. Al ser consultados sobre por qué no realizan las quejas correspondientes, los trabajadores manifestaron tener temor a que se tomen represalias ya que en este momento las oportunidades laborales son muy escasas”.
UNIDADES EN CONDICIONES
“No pretendemos que sean unidades nuevas, pero sí que estén en condiciones de llevar a los trabajadores a sus lugares de trabajo, lo que necesitamos es que tengan el servicio de mantenimiento bien hecho para que no se rompan en la ruta”. Aseguraron que otros ómnibus que van desde Salto a Termas se encuentran en muy mal estado, aunque se supone que son ómnibus turísticos. Debido a la nueva variante ómicron se esperaba la posibilidad de viajar según el protocolo anterior, es decir un pasajero por asiento, en realidad son aproximadamente 35 trabajadores por lo tanto van todos amontonados”, señalaron.