miércoles 28 de septiembre, 2022
  • 8 am

“Si no hay ajuste en tarifas los que asumen las pérdidas siempre van a ser los transportistas”

Por Mario Sancristóbal
La situación del transporte de carga terrestre sigue siendo compleja, por eso CAMBIO entrevistó a Julio Zednicek -delegado de la intergremial- para consultarle que expectativas hay ante el inicio de una nueva zafra de arroz y como está la situación del transporte en la actualidad. “La cosecha del arroz genera mucho movimiento e incluso ya pueden haber comenzado a trabajar unos pocos en Artigas. A nivel nacional aumentó mucho el área cultivada, aunque en el norte del país, debido a la escasez de agua, se redujo bastante y muchos productores debieron abandonar muchas melgas por falta de un elemento vital como el agua, por eso para el norte la zafra será menor y en el este, mucho mayor que el año pasado”, comenzó expresando.
TARIFAS
Zednicek continuó diciendo, “Para los transportistas las tarifas deberían subir entre un 12,5% y un 15% según datos de aumento de costos del transporte automotor de cargas, que proporcionó el CINOI, aunque las tarifas son acuerdos entre el dador del flete y la empresa transportista profesional de carga. Si no se suben las tarifas en porcentajes similares a los mencionados de aumentos de costos es muy claro que quien sigue perdiendo son los transportistas. Hay que dejar claro que las tarifas no contemplan el tipo de caminería que se transita que es de regular para abajo, los tiempos “muertos” de espera en la plantación y en las descargas que se estiman en unas 6 horas entre ambas.
PÉRDIDAS
Si se demora más tiempo por cualquier motivo o se producen lluvias, el que pierde es el transportista porque el camión está a disposición exclusiva de ese acarreo pero siguen corriendo los costos fijos como el sueldo del chofer, viáticos, patente, seguros, etc. Nunca se tiene en cuenta estos inconvenientes o imprevistos al poner la tarifa o cuando se maneja el convenio salarial vigente, porque haría subir el precio en aproximadamente 10 dólares la tonelada por franja. Luego de terminada la zafra del arroz la actividad proseguirá con la cosecha de soja que daría comienzo a fines del mes de abril”.