lunes 26 de septiembre, 2022
  • 8 am

Tránsito exhorta a los usuarios del taxi a que denuncien cuando hay cobro excesivo de viajes

Todas las personas que vean lesionado sus derechos por el cobro excesivo de la tarifa de taxi deben anotar la matrícula del vehículo, solicitar factura con el monto y con esos datos concurrir a la oficina de transito de la intendencia, los jerarcas se comunicarán con la empresa y eso generará sanciones a los trabajadores del taxi que no cumplan con la normativa vigente.
NUEVA TARIFA
Así comenzó la entrevista de CAMBIO con el Director de Movilidad Urbana Herny Albarenque, también manifestó que las tarifas con que están trabajando son anteriores a la pandemia, en este momento se creó un expediente donde informa que próximamente comenzarán a regir los nuevos precios.
El director aseguró que todavía no están autorizados los trabajadores del taxi a aplicar las nuevas tarifas, la orden es mantener los precios anteriores a la pandemia. El cambio de precios le corresponde a la Dirección de Hacienda, no a Tránsito.
RETIRO DE MATRÍCULAS
Cuando los conductores cobran diferentes precios a los usuarios por un mismo recorrido la situación se debe denunciar, de lo contrario no hay forma de probar. “Yo no tengo ninguna denuncia, no puedo indicar a un funcionario para que esté controlando a los taxistas para verificar si se ajusta a la normativa vigente, nosotros actuamos según las denuncias de los usuarios y hasta el momento no hemos recibido ninguna”.
El procedimiento posterior es la comunicación de los funcionarios de tránsito con la empresa que está actuando en infracción, no hay denuncia de ningún salteño sobre el exceso en el cobro de tarifas indicó Albarenque. La dirección de Hacienda de la Intendencia es la que tiene como responsabilidad la regulación de los precios, el control lo hace la dirección de tránsito siempre y cuando haya una denuncia concreta, la intendencia tiene facultades para sancionar a la empresa, una de las sanciones más graves es retirarle la matrícula de taxi al vehículo.
FALTA DE CONTROL
Luego de muchas denuncias recibidas por CAMBIO, los propios trabajadores del taxi indicaron que la Intendencia nunca fiscalizó a los taxis, nunca hubo control ni llamaron a los propietarios para hacer inspección, mucho menos montar un operativo a las horas pico, y controlar que los relojes estén encendidos, las planillas y que estén circulando con pasajeros, en esa omisión también dejan libres a los taxis truchos.
Cuando un funcionario de transito quiso de alguna manera tratar de encontrarle una solución al problema fue trasladado.