jueves 29 de septiembre, 2022
  • 8 am

El IME perdió 13 centavos tras dos días de ventas en Australia

Con un volumen de oferta importante, baja en la calidad de las lanas y la continuidad de los problemas en los embarques debido al covid-19, el mercado lanero no logró mantener los valores de la semana pasada y el productor australiano trató de sostener los precios retirando un volumen importante de lana durante las subastas.
Esta semana, es la primera de este 2022 donde se comercializa por debajo del 90% de la lana ofertada, con bajas en todos los micronajes y con un posicionamiento claro respecto a la finura y calidad de la oferta. Las lanas de 18 micras y más finas, con destaques en calidad, rendimiento al lavado y certificaciones Non Mulesed, lograron sostener los valores, registrando pérdidas menores al cierre de la semana.
Por su parte la oferta de lanas de 18,5 micras y más gruesas dentro del merino, fueron mayormente de menor calidad y eso incidió negativamente en los valores. En este caso cuanto mayor el micronaje, mayor la caída. Lo mismo ocurrió con las lanas medias y gruesas.
En este escenario, Indicador de Mercados del Este (IME) cerró en US$ 10,19 y pero con una baja de 13 centavos frente al pasado jueves 3 de febrero, mientras que en la moneda australiana, el indicador cerró en A$ 14,22, perdiendo 27 centavos en la semana.
En la suma de las dos jornadas de ventas, el mercado comercializó el 82,9% de los 47.715 fardos ofertados y si la oferta fue un factor que indició la baja esta semana, la próxima es toda una interrogante, con más de 30.000 fardos inscriptos únicamente en el centro de Melbourne y más de 55.000 fardos para la semana.
Las ventas se desarrollaran los días martes 15 y miércoles 16 en los tres centros de subastas, en tanto que Melbourne comercializará también el jueves 17 de febrero.