Martes 9 de agosto, 2022
  • 8 am

El MGAP llama a tomar conciencia en el combate a la garrapata

En conferencia de prensa en el día de ayer, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) presentó la campaña contra la garrapata, con las modificaciones planteadas por parte de las nuevas autoridades de Sanidad Animal. Donde se han marcado técnicos dinamizados para la realización de charlas en distintos puntos del país y el incentivo a la creación de grupos de productores que trabajen en conjunto para el control y erradicación del parásito.
En este sentido se han creado varias comisiones o grupos de trabajo con consignatarios y rematadores, la industria frigorífica, las gremiales agropecuarias, los médicos veterinarios, las empresas de productos específicos veterinarios, conformadas y encabezadas por la institucionalidad agropecuaria.
El Ing. Agr. Fernando Mattos, ministro de ganadería, agricultura y pesca, indicó que las campañas sanitarias deben involucrar e interactuar con todos los actores de la cadena y en este sentido hizo hincapié que el compromiso de los diferentes actores permitirá tener o no éxito en la campaña.
“La garrapata es un flagelo importante que ha tenido afectaciones económicas en el Uruguay, se trata de una parasitosis de alta capacidad de adaptación” dijo el jerarca.
El ministro anunció que en el MGAP se están revisando los instrumentos tradicionales para la lucha contra la garrapata, como el despacho de tropa.
En este sentido señaló que la idea es analizar aspectos que se puedan revisar para generar zonas o predios libres. Se trata de un instrumento que ya en el pasado funcionó y que sería, además, una manera de premiar a productores que han tenido un mayor compromiso con la prevención.
Por último, agregó que “el ministerio está comprometido y tiene un equipo que dedica muchas horas de la jornada a poder llevar con éxito la campaña, pero es necesario el respaldo y el apoyo de todos los involucrados”.
La directora de la División Laboratorios Veterinarios (DILAVE), Valeria Gayo, expuso la situación actual de las herramientas disponibles en el ministerio para llevar adelante la prevención y el combate a la garrapata, en este sentido, destacó que “los test de resistencia están aumentando, pero aún son pocos para la cantidad que tendrían que estar llegando, DILAVE tiene la capacidad de recibir esos tests y dar una respuesta rápida, instamos a que usen esa herramienta”.
Como instrumento para hacer frente a los hemoparásitos transmitidos por la garrapata, que son los que producen las grandes pérdidas, el ministerio dispone de una hemovacuna, que se produce todos los meses y se notifica en qué momento a de estar disponible, dado que su validez es de tres días.
“La vacuna es de fácil acceso, hay un link en nuestra web dónde está toda la información y el proceso de solicitud”.
Al igual que con los tests, si bien en el último mes se alcanzó un número record de solicitudes, su uso sigue siendo escaso.
Por su parte, Ximena Gómez, técnica referente de la campaña, destacó que “uno de los mensajes principales para los productores y para todos los actores es el comienzo de los tratamientos y por eso la elección de realizar esta instancia en esta fecha”.
Gómez explicó que la primera generación de garrapata comienza a fines de julio, principios de agosto y existen casos en los que hasta que no se ve la garrapata en el animal, no se comienzan los tratamientos.
Esto provoca que, en primavera, con la llegada de la segunda generación, la carga parasitaria sea mucho mayor debido a que esa garrapata se fue reproduciendo y los ganados se encuentran, en ese momento, mucho más infestados.
“Si no empezamos ahora, perdemos el año, es mucho más difícil el combate y la planificación cuando ya está el problema instalado. Es fundamental que el productor tenga un asesoramiento técnico y que haga un plan sanitario estratégico con las diferentes herramientas disponibles”.
Marcelo Cortés, técnico referente de la campaña, se refirió a la dificultad que representa el hecho de que la garrapata es un problema que empieza a afectar un predio y puede terminar afectando a toda la zona, “por eso debemos trabajar en conjunto, yo puedo hacer todo bien dentro de mi campo, pero si los linderos no me acompañan no voy a poder avanzar”.