sábado 1 de octubre, 2022
  • 8 am

Organización del narco Marset estuvo detrás del ataque a la Brigada Antidrogas en 2020

La organización criminal a la que pertenece el narcotraficante uruguayo Sebastián Marset fue la autora del atentado con una granada militar contra la Brigada Antidrogas ocurrido el 9 de mayo de 2020.
La investigación la está llevando adelante el fiscal de Flagrancia de 5.º Turno, Diego Pérez, quien hasta ahora no ha podido determinar si Marset estuvo presente o no en el hecho ocurrido en el Prado. Lo que sí aseguró Pérez a través de las indagaciones es que su organización es la responsable.
A las horas de este ataque, la fiscal de Estupefacientes, Mónica Ferrero, fue amenazada a través de un mensaje de texto. “Queremos que nos respeten ustedes para que nosotros podamos respetar, a partir de ahí no va a haber atentados contra las entidades a cargo de usted, ni contra usted”, decía el texto.
Las indagaciones de Pérez seguirán adelante para determinar qué rol jugó Marset en ambos casos y si corresponde alguna medida judicial.
CONFIRMADO
Ayer miércoles, fuentes de Fiscalía indicaron a Montevideo Portal que el fiscal Diego Pérez, que investigó los hechos, comentó que “efectivamente, miembros de esa organización fueron quienes realizaron dichas acciones”, en referencia a las amenazas a Ferrero y el atentado a la sede de narcóticos.
No obstante, aclararon que, si bien Marset no estaría involucrado directamente en los sucesos, sí pertenece al grupo que realizó las acciones y, por tanto, es objeto de investigación.
Por su parte, el fiscal Pérez dijo a Montevideo Portal que la conexión entre las amenazas a su colega y el atentado existió desde el comienzo de la investigación en la Fiscalía. Marset fue acusado el martes, además, de ser el autor intelectual del asesinato en Colombia del fiscal paraguayo Marcelo Pecci, que desarticuló una importante organización delictiva en su país a través del operativo “A Ultranza”.
La Justicia colombiana y también la estadounidense están investigando el asesinato del fiscal paraguayo.
La principal hipótesis que manejan hasta el momento es que el homicidio fue ordenado por la red de narcotraficantes clan Insfrán, liderada por Miguel Ángel Insfrán y Marset.