sábado 1 de octubre, 2022
  • 8 am

Activistas continúan reclamando un refugio para mujeres que sufren violencia doméstica

Por Andrés Torterola.
Luego del doble asesinato ocurrido días atrás donde un hombre ultimara a balazos a su ex pareja que estaba embarazada de 7 meses, vuelve a la discusión ciudadana la Ley de Violencia hacia las Mujeres Basada en Género. Esta norma tiene como objeto garantizar el efectivo goce del derecho de las mujeres a una vida libre de violencia.
NO HAY RESPUESTAS
CAMBIO entrevistó a la integrante de la “Revuelta Subversiva” Camila Mattera quien dijo que el reclamo de la reapertura del refugio es recurrente, luego de la decisión del intendente Andrés Lima de cerrar la única posibilidad que tenía las mujeres víctima de violencia, de tener un refugio donde resguardarse del agresor nunca más se vislumbró una herramienta de respuesta que le brindara seguridad y tranquilidad a la víctima. Mattera recordó que, en la última campaña electoral, Andrés Lima dijo en reiteradas oportunidades que iría a reabrir los refugios y hasta el momento no hay ninguna respuesta, si bien en algún momento se había anunciado la entrega de un inmueble en comodato a una institución de servicios, no fue aceptada por la misma ya que desde el ejecutivo departamental no estarían dispuestos a destinar recursos económicos para el funcionamiento.
NEGLIGENCIA
La normativa vigente indica que la aplicación de la ley comprende a mujeres de todas las edades, mujeres trans, de las diversas orientaciones sexuales, condición socioeconómica, pertenencia territorial, creencia, origen cultural y étnico-racial o situación de discapacidad, sin distinción ni discriminación alguna. Se establecen mecanismos, medidas y políticas integrales de prevención, atención, protección, sanción y reparación.
En Salto sin dudas existe una negligencia tanto por parte del Estado como del Gobierno Departamental ya que no existe este tipo de atención a las mujeres víctimas de violencia.