martes 4 de octubre, 2022
  • 8 am

Asociación Down de Salto inauguró etapa final de su obra con la presencia del Ministro José Falero

Por Alexander Ruppel
El Ministro de Transporte y Obras Públicas, José Luis Falero, inauguró ayer en Salto las refacciones y ampliación de la sede de la Asociación Down de Salto, ubicado en calle Brasil 1265. El costo de las obras ascendió a $ 8.600.000. La Asociación Down de Salto contribuye en el desarrollo personal y familiar de personas con síndrome de Down. Buscando una mayor calidad e inclusión en la comunidad.
OBRAS DE ESTA SEGUNDA ETAPA
CAMBIO dialogó con Beatriz De Rezendes, directiva de la Asociación Down de Salto, quién contó que tipo de tareas se realizaron en esta segunda etapa. “Lo que se hizo fue la inauguración de la segunda etapa de la remodelación de la casa. Se había hecho ya una primera etapa y en esta segunda parte se acondicionó toda la parte de techos, pretiles, canalones para retirar las humedades de la casa que data del año 1920. Se hizo toda la adecuación de baños, a baños universales para personas con discapacidad. Se arregló y modificó la terraza. Se colocó un ascensor para darle acceso universal a sillas de ruedas, se hizo una rampa y una barbacoa para usos múltiples. También en el patio se llevaron los pluviales a un plano donde no pudiera inundarse. Toda la recuperación de la casa es para dejarla pronta y funcional para todos los talles que se brindan en la institución. Muchos se realizan dentro de la casa y otros al aire libre, por ejemplo la parte de huertas y educación física”, dijo.
50 INTEGRANTES
Además destacó la importancia de las obras para tener mayor accesibilidad y poder brindar talleres a las 50 personas que habitualmente concurren a la institución. “Nosotros tenemos una población hoy que ronda las 50 personas, en principio trabajábamos con las edades que rondan desde los 14 años en adelante, hoy por hoy para poder brindar otro tipo de talleres como atendemos también a una población de edades más chica. Se necesitaba un espacio que esté acorde a las normas UNIT que dicen que una casa tiene que tener alarmas detectoras de humo, alarmas sonoras, rampas adecuadas, baños accesibles. Una cantidad de condiciones, que se buscó adaptar a que sea funcional a todo tipo de población”.
VARIOS TALLERES
Respecto a los talleres que se realizan, explicó. “Si bien como mencionamos son alrededor de 50 los que concurren. No van todos los niños juntos, van a distintos talleres en distintos horarios. Algunos van a un taller, otros a otro. Por ejemplo los que no saben leer van a talleres de letro-escritura, el que sabe leer hace informática, la maestra brinda el apoyo pedagógico. Otros hacen educación física, tenemos talleres de elaboración de alimentos, artes visuales, la huerta que forma parte del taller de cocina. Con mayor espacio y con mayores recursos económicos esto va a redundar en un mejor beneficio para toda la población que concurra”.