martes 27 de septiembre, 2022
  • 8 am

Psicólogos aportan consejos a padres ante acceso de niños a los videojuegos

El juego es Poppy Playtime y su personaje un monstruo azul llamado Huggy Wuggy. En la plataforma nada incita a la autolesión, pero en YouTube aparecen videos sobre el personaje en cuestión que alienta a los niños a lastimarse. En Uruguay, siete escolares de una escuela de Barros Blancos se cortaron con la hoja de un sacapuntas a partir de este animado terrorífico. Dos debieron ser internados, uno en Pando y otro en el Hospital Pereyra Rossell. Los especialistas en psicología reflexionan sobre el fenómeno, indicando que el problema no es el videojuego en sí sino la salud mental de los niños.
ESTAR ATENTOS
Los equipos de Escuelas Disfrutables señalan que se empieza a generar paranoia con los videojuegos, pero llaman a pensar que acá hay un individuo, hay un niño, hay una familia, hay una cantidad de preguntas que nos tenemos que hacer que, en algún punto, son las que nos empoderan. El presidente del INAU, Pablo Abdala, instó a la autocrítica de los adultos y de plantearse si están haciendo lo necesario en el ámbito familiar para el cuidado de los niños. “Es evidente que aquí lo que falta es un acompañamiento, un seguimiento, y una compenetración incluso mayor de los padres, de los referentes adultos, de quienes estamos a cargo de los niños, en cuanto al cotidiano, en cuanto a su relación con los medios tecnológicos, con las redes sociales, con internet, que por supuesto representa un avance de la sociedad moderna muy importante, muy benéfico en muchos aspectos, pero al mismo tiempo entraña riesgos graves como este”, sostuvo.