miércoles 30 de noviembre, 2022
  • 8 am

Gnosticismo: conozca sobre esta doctrina universal y filosófica que busca la transformación del ser humano

Por Melisa Ferradini.
La gnosis es un funcionalismo muy natural de la conciencia, una filosofía perenne y universal, una verdadera escuela científica de Iniciación en la Vida, que persigue una transformación del Ser Humano. Gnosis, es una Doctrina Universal, que tiene como meta la Auto Realización Intima del Ser, es decir, el desarrollo armonioso de todas las infinitas posibilidades y facultades humanas. ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Hacia dónde vamos? ¿Para qué vivimos? Francisco Bonini es Instructor Gnóstico. Es parte del Instituto Cultural Gnóstico del Uruguay, registrado en el Ministerio de Educación y Cultura (Personería Jurídica 7584). Vienen difundiendo la enseñanza Gnóstica en nuestro país hace más de 30 años, a través de conferencias públicas, talleres, seminarios y cursos. En esta entrevista Francisco nos comparte cual es el objetivo que tiene como instructor, la difusión de la enseñanza Gnóstica, el aporte de cada uno a la sociedad y las herramientas que adquirimos tendientes a mejorar nuestro aspecto físico, anímico y espiritual.
-¿Qué fue lo que lo impulsó dedicarse a esta labor de enseñanza gnóstica?
– Considero que hubieron varios factores pero principalmente hay 2 que considero que fueron los principales. Una que me encontré con una doctrina transformadora. A medida que iba recibiendo la enseñanza gnóstica me di cuenta que era aplicable en la vida. Comenzaba a ayudarme en ciertas áreas, en ciertas cosas. Entonces dije porque si esto que me está sirviendo a mí se la puedo aplicar y enseñar a otras personas. Colaborar con ayudar a otras personas como a mí me ha servido. Entonces nos embarcamos en esta aventura de interiorizarnos mucho más en la doctrina. No sola transmitirla sino también aplicarla. Y el segundo aspecto me di cuenta que con el afán mismo de querer aprender como decía un gran sabio; quise aprender y para aprender tuve que enseñar. Entonces considero que enseñando se aprende muchísimo. Es como un paso siguiente a no estancarse en el aprendizaje. Uno recibe mucho y aprende mucho enseñando.
-¿Cuál fue su propósito al decidir ser instructor y que es serlo?
-Lo que nos propusimos cuando nos decidimos a ser instructores fue justamente llegar a ser buen instructor. Ya hace un buen tiempo que estamos es esto. Considero que uno no termina nunca de perfeccionarse de ser bueno. Considero que va más allá de entregar simplemente las enseñanzas sino también de predicar con el ejemplo. De cierta forma vivir la doctrina. En eso estamos esforzándonos permanentemente por aprender más, por practicar más, por ir en ciertas forma dándonos cuenta que es inmensa la enseñanza gnóstica. A veces se torna un poco exigente, pero es una exigencia con gusto que uno lo hace. Ser instructor gnóstico para mí es un honor y es una gran responsabilidad. La doctrina es una cosa y el instructor es otra. La doctrina gnóstica es perfecta. Los instructores en cierta forma estamos imperfectos aún. La gnosis nos ha dado muchas herramientas de las cuales nos hemos perfeccionado. Para tratar de llevar adelante lo mejor posible y compartiendo una doctrina que sea lo más pura. Uno tiene que ser fiel a las enseñanzas que nos dejaron los grandes maestros.
Que fueron y nos dieron las pautas y nos están enseñando las herramientas para que toda persona realmente necesite, quiera y tenga ese anhelo de superación de querer llegar a un conocimiento integro.

“A veces se está en una situación difícil y no se encuentra la luz para salir del problema”

-Como divulgador de la conciencia integral. ¿Qué perspectiva de futuro se ha planteado?
-Las perspectivas que tenemos a futuro que nos hemos propuesto es seguir en este camino. Tratando de hacer más conciencia y de ser más conscientes. De ir adquiriendo más luz, de seguir avanzando espiritualmente. Poder llevar a todo el que necesite la ayuda, esa luz que toda persona necesita a veces cuando está sometida a los avatares de la vida. A veces uno está en situaciones muy difíciles y no encuentra la luz para salir de ese problema. Poder colaborar en ese sentido y poder llevarle un bálsamo para lo adoloridos corazones. Nos hemos propuesto seguir enseñando a través de distintas conferencias. Poder retomar un poco lo que veníamos haciendo antes de la pandemia que eran conferencias públicas. Llevando no solamente a la enseñanza sino justamente esa ayuda, esa solución para las distintas situaciones que por ahí a veces uno está viviendo.
-¿Hay algunos maestros activos o históricos a lo que se sienta vinculado?
-Tenemos varios maestros de los cuales nos sentimos estrechamente vinculados. Por ejemplo el maestro Samael Aun Weor el fundador de los estudios Gnósticos, Lakshmi Daimon, la maestra Luz Alba, el maestro Tahuil, el maestro Aron. Todos ellos nos han en cierta forma instruido, enseñado muchas cosas nos han dado y hemos recibidos mucho de estos maestros que nos ha servido.
Obviamente que las enseñanzas históricas de los otros grandes maestros que también, como uno de los más grandes maestros que hemos tenido y que ha pasado por la faz de la tierra. Jesús el Cristo que nos ha dejado una gran enseñanza. También nos nutrimos de esos conocimientos y nos sentimos vinculados a esas enseñanzas. De otros más y de ellos rescatamos muchas cosas y enseñanzas.
-Desde su punto de vista. ¿Ha cambiado la visión de las personas en general hacia este tipo de creencias?
—Si consideramos que ha habido un cambio de visión de las personas. Consideramos que ese cambio se sigue dando. Consideramos hoy en día es muy propicio y la gente anda buscando mucho más que antes la parte espiritual. Consideramos que se va dando toda una transformación, como un cambio y un proceso de cambio que lleva a cambiar esa visión que uno tiene.
-¿Qué cambios ha percibido en su persona?
-Yo creo que aquellas personas que me conocieron 20 años atrás antes de que yo conociera la gnosis y hoy me frecuentan te podrán decir mejor los cambios que han surgido en mí. Me di cuenta en esta escuela de auto conocimiento que hay muchas cosas que estaban de más y fuimos cambiando. Algunos vicios, traumas, muchas cosas de esas fuimos cambiando. Pero también nos dimos cuenta que siempre hay muchas cosas por cambiar. Estamos en la lucha de ese cambio, de esa transformación verdad. De pulir como decía un gran maestro de esa piedra tosca sacar la piedra cubica perfecta. Pulir el diamante en bruto de eso creo que consiste y en eso estamos.
-¿Qué consejo le daría a aquellas personas que no conocen y desearían hacerlo?
-El consejo es que lo hagan. Ya tienen el ingrediente principal que es querer hacerlo. Todo parte de ahí. Luego se pasaría al segundo paso que sería la acción misma. El que quiera realmente hacer un camino espiritual, nutrirse con un conocimiento, superarse en todos los sentidos. Humanamente, físicamente en todos los sentidos. Hay que ponerse en actividad y empezar primero por auto conocerse. Como decíamos en la pregunta anterior la gnosis es una escuela de auto conocimiento. Es importante primero conocerse a uno mismo. Conocer sus debilidades y fortalezas. Para después de ahí poder arrancar y lograr lo que uno se proponga en la vida.
-Su día de descanso. ¿Qué le gusta realizar?
-Hace ya un buen tiempo me gusta mucho integrarme con la naturaleza. Salir a la naturaleza. Estamos dedicados a eso. Todo el tiempo que tengo libre me dedico a eso. A estar integrado con las plantas, con las flores y con los árboles. Recibir de la madre naturaleza todas esas enseñanzas. La naturaleza nos enseña permanentemente. Nos regala un fruto, una flor y uno se deleita con eso.