sábado 28 de enero, 2023
  • 8 am

Productores reclaman por el ingreso de carne aviar desde Brasil

El sector avícola se reunió el pasado jueves 24 de noviembre en el predio de la Sociedad de Fomento Rural de San Jacinto (Canelones), con el fin de marcar su posición respecto al incremento de las importaciones de carne aviar desde Brasil y su impacto en la economía del sector. De la actividad participaron varias autoridades desde el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) encabezados por el subsecretario Ignacio Buffa y el director de la Granja Nicolás Chiesa. Además estuvieron presentes el intendente de Canelones Yamandú Orsi, y legisladores de la oposición que anunciaron que presentaran un proyecto de ley para limitar las importaciones de estas carnes desde el vecino país.
El Ing. Ignacio Buffa presentó los datos más importantes del sector, entre los cuales destacó que en los primeros diez meses del año se faenaron 27,2 millones de cabezas, 2,5% más que en los primeros 10 meses de 2021. Al mismo tiempo que reconoció el incremento que se registró este año en las importaciones de carne de pollo respecto a años anteriores, con particular aumento de los cortes.
En este sentido, y en base a datos de INAC, entre enero y setiembre 2022 el volumen comercializado aumentó 4,5% respecto al mismo período de 2021, llegando a las 61,5 toneladas. Siendo el 95,4% de la carne comercializada de origen nacional y el restante 4,6% fue de carne importada.
El precio del pollo entero en lo que va del 2022 ha crecido de forma similar al IPC, siguiendo un comportamiento diferente al de la carne vacuna.
Además destacó que desde enero a octubre 2022, el sector realizó exportaciones por US$ 1,58 millones (96% más que en el mismo período de 2021); esto por mayor volumen y precio (70% y 15% más, respectivamente).
Se exportaron 581 toneladas de carne de pollo y 695 toneladas de garras. El 51% del pollo exportado tuvo como destino Qatar y se recibió un precio promedio de 2.074 US$ por tonelada.
La producción al total del año podría ubicarse en valores similares o levemente inferiores a los del año pasado y el comportamiento de las entradas a galpones de engorde, hasta el momento, no avizora una caída de la producción en los próximos dos meses.
CUPRA
Desde la Cámara Uruguaya de Procesadores de Aves (CUPRA), que tiene como director al expresidente del Instituto Nacional de Carnes en la legislatura anterior (Federico Stanham), se reconoció el trabajo realizado por el gobierno en pro del sector aviar, salvo en el tema de las importaciones. «No es sostenible el sector avícola en Uruguay en ese escenario, hay que crear las condiciones de competitividad y tener claro lo significa que nuestro vecino sea el principal exportador del mundo”.
Informaron que “Uruguay produce 80.000 toneladas de carne aviar por año, Brasil exporta 80.000 toneladas, la misma cantidad, en 7 días de la semana, por ese motivo hemos alertado a las autoridades, desde marzo de este año, sobre el riesgo que corre la avicultura nacional sobre el cambio en las reglas de juego”, se expresó la gremial en un mensaje leído.
Cupra advirtió que solo en octubre “se retiraron del mercado local 400 toneladas de pollos, y en noviembre se retirarán 600 toneladas”. La mayor parte de ese volumen “está en cámara esperando ser exportada”, pero si esa producción se hubiera volcado al mercado interno “no tendría colocación”.
En el cierre, Cupra apeló a la “sensibilidad del Gobierno” con la que “cotamos” para “cambiar esta situación”. “Cupra pondrá “toda la voluntad para lograr los equilibrios necesarios”.
Proyecto de Ley
El diputado Nelson Larzábal, vicepresidente de la Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca de Diputados anunció que el Frente Amplio, partido al que pertenece, presentó un proyecto de resolución que busca establecer los cupos a las importaciones de carne de pollo.
El proyecto consta de un solo artículo y se presentó con la firma de 9 diputados, todos del Frente Amplio.
El artículo expresa: “La Cámara de Representantes solicita al Poder Ejecutivo que disponga la vigencia de los convenios existentes desde 2010, entre las Cámaras Empresariales, y que establecían una cuota máxima de 120 (ciento veinte) toneladas mensuales de pollo entero congelado desde Brasil y 60 (sesenta) toneladas para Argentina”.