viernes 3 de febrero, 2023
  • 8 am

Decreto de exoneración de IRAE al sector de Ágatas y Amatistas

Estudio Signorelli & Altamiranda
Por

Estudio Signorelli & Altamiranda

84 opiniones

Por Joaquín Forrisi para
Estudio Signorelli&Altamiranda
Uruguay presenta una fractura estructural norte-sur en cuanto a desarrollo económico y social. En este sentido, el norte muestra menores niveles relativos de desarrollo humano, asociado principalmente a menores ingresos y bajos indicadores de educación y salud.
Diversos trabajos académicos, dejan muestra de esta divergencia siendo los departamentos del norte del Río Negro aquellos con menor desarrollo relativo, menor inserción internacional de su producción, un mercado de trabajo menos benévolo con la oferta, ingresos laborales menores, mayor sub empelo e informalidad.
Artigas es tal vez de los departamentos en los que esta diferencia es más se profundiza. El ingreso mensual per cápita es 35% menor que el promedio país y un 49% menor que en Montevideo. Esto se refleja en las estadísticas educativas de sus habitantes, carentes de oportunidades de formación e inserción en el mercado de trabajo en cadenas de valor. El 33% de los ocupados tiene cómo máximo nivel culminado primaria con 7,2 años de escolaridad en los hombres mayores de 25 años y una tasa de analfabetismo de 2,5%, que es doble del promedio nacional.
Si se considera el grado de especialización productiva, Artigas muestra particularidades, con una especialización muy pronunciada en el sector minero, en donde la proporción de personas empleadas en explotación de minas y canteras es casi 10 veces la del resto de las localidades del país.
La producción minera se centra en ágatas y amatistas que se comercializan en exclusividad al exterior tanto en bruto cómo industrializado. Dadas las características del mercado y los productos, el potencial de desarrollo de la cadena de valor está ligado a la exportación de productos industrializados y el Gobierno ha tomado acciones en este sentido.
La industrialización en Uruguay ya que esta es altamente intensiva en mano de obra, son procesos en los que se puede integrar con ventajas de competitividad mano de obra femenina, por lo que generaría una ventana de oportunidades laborales para la población de una con rezago de desarrollo.
El destino de esta producción es en su mayoría exportación. En 2022 se exportaron USD 32.000.000 de ágatas y amatistas. Cabe destacar la distinción entre ambas.
El ágata, que representa USD 11.300.000, se exportó en un 97% en bruto hacia China donde es insumo para producción de bienes con baja diferenciación para el consumidor final.
Las amatistas, que tiene fines exclusivamente ornamental y representan USD 21.000.000 de exportaciones, se comercializan tanto en bruto como industrializadas. La exportación en bruto representa el 42% del valor FOB y el 67% del volumen, tiene un precio promedio de U$S 4 el kilo, mientras que la industrializada tiene un precio promedio de U$S 14 por kilo.
Para potenciar esta cadena de valor el Poder Ejecutivo promulgó el decreto 341/22 que permite a las empresas donde más del 60% de su facturación sea derivado de amatistas o ágatas industrializadas, podrán exonerar hasta el 80% de IRAE lo que genera una ventaja competitiva relevante para las empresas en un sector de país con necesidades de generación de capacidades empresariales y desarrollo productivo.