martes 31 de enero, 2023
  • 8 am

La columna de los viernes

Gustavo Chiriff
Por

Gustavo Chiriff

100 opiniones

Por Gustavo Chiriff
PCU-Frente Amplio
Viene culminando el 2022 y por lo general viene el tiempo de balances y de analizar perspectivas a futuro, en lo inmediato lo que será el 2023
Desde esta columna, viernes a viernes hemos venido dando nuestra opinión sobre diferentes temas que nos preocupan y nos ocupan; algunos más sensibles que otros, pero siempre con un abordaje serio y fundamentado de la temática que escribimos. Esta misma columna se reproduce en distintas redes sociales por diferentes portales y es allí donde encontramos cada viernes distintas opiniones sobre la temática del artículo, pero muchas de ellas teñidas de una agresión desmedida, con descalificativos a la persona y no al tema abordado, como pocas veces se ve. Muchas de estas supuestas cuentas que emiten su opinión son falsas, las llamadas “trol”, que en el anonimato descalifican, insultando sin más argumento que el odio.
Las diferencias ideológicas, filosóficas y políticas sin dudas que las tenemos con muchos de los lectores del diario y de los portales, pero, para nosotros el dialogo es la herramienta que tenemos, quizás no para ponernos de acuerdo, pero si para intercambiar opiniones al respecto, con seriedad y respeto.
Otro aspecto que, si bien no es nada nuevo para nosotros, si nos llama la atención en estos tiempos en que vivimos, es el exacerbado anticomunismo que se destila en los comentarios en los portales. Para algunos, el que seamos comunistas es sinónimo de denigración personal, estigmatizándonos como parias de la sociedad, donde por el solo hecho de serlo, no podemos a través de nuestro trabajo, poseer una moto, auto o casa, no podemos cada tanto poder a salir a comer con nuestra familia y menos aún disfrutar de unas vacaciones fuera del departamento o el país.
En este sentido, los temas que ponemos a discusión se transforman en disparadores de odio político, sin tener altura de debate sobre el contenido de la columna publicada, dejando a las claras en algunos casos las intencionalidades detrás de los comentarios.
Así como hace ya 35 años que trabajamos como docente, entre otros empleos que realizamos a lo largo de estos años, donde aprendimos más a escuchar que opinar, aprendizaje dado por nuestros colegas pero más que nada por nuestros alumnos, le sumamos estos últimos siete años, en donde estuvimos en distintas responsabilidades en la administración de la Intendencia de Salto; en todo este tiempo nos supimos ganar a cientos de compañeros y amigos, que han venido valorando el trabajo que hacemos y es para estos queridos compañeros y amigos, que en esta última columna del año 2022, les queremos desear, con un apretado abrazo, una feliz culminación de este año y un muy buen comienzo del 2023, que sea un año que nos permita construir en perspectiva real los cambios que el país necesita. ¡Salud!