jueves 9 de febrero, 2023
  • 8 am

El petróleo blanco

Gerardo Ponce de León
Por

Gerardo Ponce de León

124 opiniones

Por Gerardo Ponce
De León
Dentro de cada uno, existe algo que valora y aprende a su importancia dentro de la forma de vivir; ejemplo muy importante y es a lo que me refiero, nos tiene que faltar para que nos demos cuenta del valor que tiene el AGUA.
En el mundo vemos la carencia del “petróleo blanco” y en otros lados ni se mira y ni se cuida, dentro del mismo lugar (tierra) y me lleva a preguntarme: ¿no nos damos cuenta de lo que vale? Cuando vemos a los africanos con la carencia que tienen de agua, que trae consigo plagas, pobreza y tristeza, al verlo me trae un agradecimiento a Dios, por el lugar que me tocó vivir que en general no valoramos lo que es o lo que vale porque nuestra vista mira hacia arriba cuando falta en los lugares que es el número uno como es el agro en general, que a la carencia de ella se atrasa o se pierde la producción dentro de dicho ramo. Pero ¿de qué forma podemos solucionar dicho problema? Escapa de nuestras manos dicho arreglo ya que depende todo de lo que quiera Dios. Por más que se estudie, se miren modelos, escapan del ser humano.
Pero somos porfiados, queremos que nuestro estudio solucione nuestro problema y quiero aclarar que no estoy contra los meteorólogos ya que se preparan o estudian eso, el tiempo. Un error comete cualquiera y no lo sufre quien no arriesga nada.
EL AGUA, elemento imprescindible para nuestra existencia ya que es muy difícil, casi imposible vivir sin ella, pero no la cuidamos, pensamos que ella depende de nosotros, y ese es nuestra equivocación. Creo que a usted le sucede lo mismo al ver los chiquitos caminando cargando bidones de agua sucia, lejos de uno para poder saciar la sed.
Como nos duele la falta del agua en el mundo, es algo superior a nosotros ya que somos seres humanos y tenemos los mismos derechos a tener alcance a ese elemento, por más pensemos que somos dueños y señores del agua.
Qué triste es ese sentimiento, ese poder que no es tal, pero no seríamos nada si no sentimos ese poder. Me dirán que es de una pobreza muy grande sentirse poderoso, y cada día que pasa me doy cuenta que no soy nada, simplemente un creído, agrandado, que mi humildad ha quedado en el olvido, siendo una realidad que cuesta creer.
Que tema es el agua, porque cada uno lucha para su lado, para su rancho, nos duele el mal que se provoca, no podemos soportar el estar lejos de ella, ya que nos sentimos lejos de la realidad como es estar sintiendo su falta en el organismo pensando que la solución es muy sencilla, sin darnos cuenta que podemos llegar a sentir dolor por la carencia de ella. Como personas creemos que no nos vamos a dar cuenta hasta el momento que se siente su falta. Es comparable a la falta de comida que nos damos cuenta cuando sentimos su necesidad porque no tenemos nada que “cubra” su falta y para colmo de males es que sabemos que está a nuestro alcance.
El agua es un elemento que hace falta y también duele su falta, los dos están a nuestro alcance, a los dos lo vemos pero el agua nos puede hacer falta por más que la busquemos, si no se tiene suerte en una perforación y no hay veta, no tenemos agua.