viernes 3 de febrero, 2023
  • 8 am

Un millón de uruguayos endeudados. Rumbo al plebiscito.

Cecilia Eguiluz
Por

Cecilia Eguiluz

8 opiniones

Por la Dra. Cecilia Eguiluz
En Uruguay según datos oficiales un millón de personas están en el clearing de informes y de ellos alrededor de seiscientos mil son considerados deudores incobrables.
Y, ¿cómo se obtiene esta información tan alarmante?, los datos fueron proporcionados por las propias empresas en la Comisión de Constitución y Códigos del Senado de la República, convocadas por el proyecto de Ley presentado por el Senador Guido Manini Ríos. A partir de ahí, este tema ha tomado diversas direcciones.
Dicen que el arte de ser un buen político, entre otras cosas, requiere del desarrollo de la capacidad de escuchar y entender al ciudadano, ponerse en su lugar, tener empatía para luego trabajar en la búsqueda de soluciones a esos problemas. Precisamente ésto es lo que ha venido haciendo el Senador Guido Manini Ríos con este gran problema del endeudamiento que afecta a un millón de uruguayos.
Recogido este planteo desde su base, o sea desde el ciudadano expoliado por las financieras. Analizando las tasas de interés económicamente usurarias pero permitidas legalmente, es que en el 2020 Maini Ríos presentó un proyecto de ley de Reestructura de deudas para las personas físicas.
Y, ¿cuál es la génesis de un endeudamiento del cual casi no se puede salir? Debemos remitirnos al año 2007, cuando el gobierno del Frente Amplio aprobó la ley 18.212, en los inicios de la famosa “inclusión financiera”. Con esta ley básicamente se sacó de la ecuación la tasa de interés del BROU y con eso el anclaje de lo que eran los intereses para los préstamos personales. Esa liberación permitió hasta el día de hoy que puedan haber financieras prestando a tasas de interés que superan el 100%. Y ahí está el origen del problema del endeudamiento. Pero ¿cómo se puede frenar esto?, lo debe hacer el Banco Central del Uruguay interviniendo, por eso también fue citado a la comisión de legislación, pero lamentablemente su presidente dijo no van a intervenir porque se trata de “negocios entre privados”. Tampoco propusieron al respecto ninguna solución alternativa, cuando evidentemente conocen el creciente endeudamiento de los uruguayos y las tasas de intereses que se cobran en el mercado.
Asimismo una de las especialistas convocada por el Senado fue la Dra. Dora Zafir insistió en la necesidad de encontrar una solución al problema grave de endeudamiento familiar y compartió uno de los casos en los que trabajó jurídicamente, por el cual una persona tomó una deuda de $ 27.000 mil pesos uruguayos y terminó con el correr de los años con una deuda de $ 1.300.000 pesos.
Desde el 2020 hasta fines del del 2021 trabajó la Comisión en este proyecto de refinanciación, Finalmente Cabildo consiguió los votos dentro de la coalición y pasó al plenario para su aprobación y ahí sucedió uno de los hechos políticos más negativos para la propia coalición de gobierno. Luego de que todo estaba avanzado y negociado el Partido Nacional y el Partido Colorado negaron el tratamiento y mandaron el proyecto de vuelta a Comisión, entre otras cosas “por no compartir el espíritu”.
Podemos decir con certeza qué Cabildo Abierto, puso arriba de la mesa y en la agenda pública uno de los temas que más afectan el día a día de los uruguayos que es precisamente el endeudamiento. Pero también, logró desnudar la dimensión del problema, hoy hay un millón de familias uruguayas y lamentablemente día a día caen más. Pero principalmente propuso soluciones que lamentablemente no han hecho entrar en razón, hasta el momento a los demás partidos políticos.
El proyecto de Cabildo Abierto empezó a mover el sistema, lo cual evidentemente molesta, pero sin duda se viene transformando en la voz de los que no tienen voz, que son las miles de familias que terminan en una “muerte civil”, porque “caen” del sistema debido al endeudamiento.
Y, ¿cuál es la alternativa, si es que ese proyecto de ley está destinado a dormir el sueño de los eternos?, sobre esto ya Cabildo Abierto anunció que de ser necesario promovería un plebiscito, lo cual compartimos y desde ya nos comprometemos a estar en la primera línea de batalla trabajando para lograr el objetivo.