miércoles 19 de junio, 2024
  • 8 am

Carrera de Vapores desde 1858 a 1860

Por Cary de los Santos.
EL VAPOR «SALTO» DESAFÍA AL VIEJO BUQUE «MENAI»
Casi a finales de marzo de 1859 la Compañía Oriental de Navegación a Vapor “Salteña”, representada en el vapor oriental “Salto”, desafiaba al viejo vapor inglés “Menai” a correr una – carrera – desde Buenos Aires a Montevideo, el vapor ganador se llevaría un premio de 300 onzas. El diario “La Reforma Pacífica”, en su edición del día 24 de marzo de 1859, en su columna de crónica local, plantea su deseo de reglamentar la carrera entre los vapores “Salto” y “Menai”, para evitar algún accidente.
Decía así:
“Puede ser peligrosa – Días pasados noticiamos lo que decía La Confederación respecto a una apuesta que debe verificarse entre los vapores Menai y Salto, de la que saldrá vencedor el que llegue antes, de aquí a Montevideo. Es indudable que las empresas de esos vapores pueden hacer de su capa un rayo, haciendo cada cual en favor de la fuerza de su máquina y ligereza de su buque las apuestas que mejor les parezca, pero como también es posible, y que empeñado el amor propio se dé a las máquinas de ambos vapores todo el impulso posible, y que esto pueda ocasionar alguna desgracia, creemos que la autoridad competente debería intervenir en el asunto, para reglamentar las condiciones de la apuesta, así como que el público debiera ser oportunamente advertido, para el que quisiera viajar con toda la rapidez posible pudiera aprovechar la ocasión, y el que no fuese del mismo parecer dejase su viaje para otro día”.
Ese mismo día, el vapor paquete “Salto” de pasajeros, saldría a las 5 de la tarde desde Buenos Aires con destino Montevideo, y el vapor paquete “Menai” de pasajeros y carga saldría con idéntico destino.
REPARACIONES Y REMODELACIÓN EN EL «CORREO»
El vapor paquete argentino denominado “Correo”, había sido completamente reparado en su maquinaria y remodelado para ofrecer mayor comodidad al pasajero. Sin embargo, el mencionado vapor atendía la línea Zárate – Baradero y San Pedro. En abril de 1859, el nuevo vapor paquete nacional “Primer Arjentino” de carga y pasajeros, capitaneado por don Alejandro Moratori, atendía la línea Rosario – Buenos Aires, tocando los puertos intermedios de: Villa Constitución, San Nicolás y Obligado; debiéndose sus pasajeros embarcar a las 11 de la mañana de los días sábados, en el Puerto del Rosario, y regresaba de Buenos Aires los días martes. En cambio, el vapor nacional “Rosario” de pasajeros, salía para el Paraná todos los días jueves a las 11 de la mañana. El Sr. Santiago Wild, era el agente de los dos vapores en Rosario.
ITINERARIO DE LOS BUQUES «SYCÉE» Y «CORÇA»
El paquete inglés a vapor, denominado “Sycée”, atendía la carrera de navegación a vapor entre: Rosario, Buenos Aires, Montevideo y Río Uruguay con escalas en la Villa Constitución, San Nicolás, Obligado y San Pedro. El acreditado vapor partía al mando del capitán Eugenio Sicardi, todos los días viernes a las 12 del mediodía y llegaba a Buenos Aires a las 10 de la mañana del sábado y partía ese mismo día para el Puerto de Montevideo a las 4 de la tarde. Su regreso desde Montevideo, lo hacía todos los lunes a las 4 de la tarde y la salida desde Buenos Aires para Rosario, todos los días martes a las 12 horas, llegando los días miércoles. Sin embargo, el vapor inglés “Corça”, recibía a los pasajeros de la Carrera del Paraná, correspondencia y dinero a flete, partiendo desde Buenos Aires todos los martes a las 10 de la mañana, para cubrir todos los puertos del Río Uruguay, regresando a Buenos Aires, los días sábados.
ITINERARIO DE LOS BUQUES «CORZA» Y «SALTO»
El paquete a vapor “Corza”, capitaneado por don Alejandro Henderson, atendía la línea Buenos Aires – Salto y viceversa, partiendo los días martes a la 10 de la mañana y retornaba los días sábados. La tarifa de pasajeros en cámara, era la siguiente: “Higueritas = 5 patacones, Fray Bentos = 8 patacones, Concepción = 10 patacones, Paysandú = 11 patacones, Concordia y Salto = 16 patacones. Y los pasajeros de proa pagarán la mitad de estos precios y los menores según la edad…”. Sin embargo, el vapor oriental “Salto”, bajo el mando de su capitán: don Apolinario dos Santos, atendía la misma línea con la diferencia de que a su regreso desde el Salto Oriental y luego de su llegada a Buenos Aires, salía nuevamente cubriendo la línea Buenos Aires – Montevideo. El “Salto” salía todos los días martes a las 10 de la mañana desde el puerto de Buenos Aires, siendo su destino final Concordia (Argentina) y el Salto Oriental (Uruguay), su tarifa de pasajeros en cámara, era la siguiente: “Higueritas = 5 patacones, Fray Bentos = 8 patacones, Concepción = 10 patacones, Paysandú = 11 patacones, Concordia y Salto = 16 patacones y Montevideo 8 patacones. Y los pasajeros de proa pagarán la mitad de estos precios y los menores según la edad…”. El “Salto” regresaba a Buenos Aires, todos los días sábados a las nueve de la mañana y salía para Montevideo, ese mismo día a las cinco de la tarde.
LAS BONDADES DEL «COMERCIO»
El 11 de octubre de 1859, el periódico “La Confederación” resaltaba las bondades del vapor oriental “Comercio” en el servicio, estaba a cargo de su Capitán Manuel Soriano: “Vapor Comercio – Este buque está prestando excelente servicio bajo el mando del Capitán Soriano, que tiene simpáticos y sabe hacerse estimar justicia, saldrá mañana para Buenos Aires”.
CONDICIONES DEL BUQUE “HAVELOCK”
Diez días después, en el mismo periódico aparecía un aviso nuevo, anunciando al vapor “Havelock”, que saldría desde Rosario, el domingo 23 de octubre, sin falta a las 11 de la mañana con destino al Puerto de Montevideo.
La firma consignataria “Smith Hnos. & Cia.” del mencionado vapor, comunicaba las condiciones a los interesados en obtener pasaje: “Las personas que quieran aprovechar esta oportunidad y tomar pasaje para Buenos Aires, pueden conseguirlos sujetos á la siguiente condición. Después de pasar Martín García y si se presenta alguna goleta ó alguna otra vía de transporte serán trasbordados para Buenos Aires de lo contrario serán desembarcados en la Colonia…”


Avisos comerciales de vapores, aparecidos en el diario rosarino El Litoral, del 11 de marzo de 1859.
Colección digital de diarios de Rosario del siglo XIX.