viernes 31 de marzo, 2023
  • 8 am

Fardos de paja de arroz cuestan entre 30 y 45 dólares a levantar de chacra

Comenzaron las cosechas de arroz en el norte del país y con ellas el trabajo de los contratistas para realizar el enfardado de esa materia orgánica, que se transforma en un alimento de baja calidad para el ganado, pero también de bajo costo y menores fletes para los productores de la zona.
Matías Carvalho, propietario de una empresa de servicios agrícolas en Salto, dijo a CAMBIO que la mayoría de los productores arroceros «están enfardando todo y deciden vender una parte, algunos un 50% o a veces un poquito más, depende mucho de la parte ganadera que tengan». Al mismo tiempo advirtió que «se van muy rápido, se está vendiendo con mucha fluidez».
Sobre los valores en los que se comercializan estos fardos, dijo que «hay fardos a levantar de 30 hasta 45 dólares, dependiendo mucho de los lugares y del volumen que tenga el productor. Porque el que tiene un poco más de área y va a sacar un poco más de fardos, los puede vender un poco más barato y el que tiene menos aprovecha porque es una oportunidad». Explicó que «ese fardo es materia orgánica que le sacamos al suelo y después hay que reponer, con algún fertilizante, o sea, cuanto más plata se le puede hacer, se puede agregar algo mejor después también».
Si bien aquí en el norte, mayoritariamente la disponibilidad es de este tipo de fardos, dada la situación climática y el impacto que ha tenido en cultivos como el maíz y la soja, Carvalho mencionó que «hay consulta de productores por hacer Silopack de soja, de fardo de soja, pero es más puntual, de alguna soja que no llegó a desarrollarse de buena manera y optaron por hacer fardos, antes de perderlo todo».
El contratista indicó que «las sojas lamentablemente están feas. El clima este año se comportó muy variado, a veces con poca distancia de kilómetros hay gente que le llovió bien y a otros no le llovió nada o poco. Y en el momento que más se necesitaba el agua para la soja fue que faltó, entonces hay algún productor que está viendo de enfardarla para no perder todo».
Matías Carvalho, dijo que desde las empresas de servicios se observa que los productores están estudiando las diferentes opciones para prepararse para adelante, «nosotros estamos viendo que hay que hacer algo para el invierno, porque la mayoría están con los campos pelados». En este sentido dijo que siempre es bueno tener el asesoramiento de un ingeniero agrónomo, porque «las condiciones climáticas tampoco están ayudando, las lluvias no se están dando, entonces al no haber humedad en el suelo se complica para planificar»
Recordó que el año pasado en esta época del año «ya estábamos con las avenas sembradas o sembrando buena parte y hasta ahora, personalmente en nuestra empresa, estamos con trabajos muy puntuales».
Al mismo tiempo indicó que en momentos como estos, donde la preocupación es importante, la llegada de las primeras lluvias genera mucho nerviosismo entre los productores que tienen la necesidad de salir a realizar las siembras y eso se convierte en un problema, «es el problema que siempre tuvimos, nunca va a haber máquina suficiente en esta zona, que más que nada ganadera, entonces siempre hay alguno que terminamos dejándolo para atrás, porque cuando llueve todos quieren hacer lo mismo al mismo tiempo».
Carvalho señaló que «con el calor es más corto el tiempo de sembrado, la humedad dura poco, las lluvia son muy puntuales entonces los tiempos de siembra se achican más y hay que estar preparado para cuando se den las condiciones, salir a trabajar y tratar de no romper nada», en este sentido recomendó «no esperar a último momento, principalmente si hay que hacer algún movimiento de tierra o preparar alguna chacra, porque si llueve, todas las empresas vamos a estar a full, para la necesidad de hacer forraje en la zona».