domingo 28 de mayo, 2023
  • 8 am

Represa de Salto Grande mejoró producción de energía y se reduce importación de Brasil

Las lluvias de los últimos días comenzaron a mejorar la situación de sequía que se arrastra desde octubre del año pasado y que suma tres años de déficit hídrico. Sin embargo, los embalses de las represas aún no subieron a sus niveles habituales. Se han mejorado muy poco los embalses aún porque hay todo un proceso de que el agua llegue efectivamente a los embalses. Hoy estamos en una situación muy baja, a menos seis metros de lo que es la cota habitual, sobre todo en la presa de Rincón del Bonete.
MAYOR CAUDAL
Las lluvias que se generaron en el sur de Brasil, sobre todo en la cuenca alta y media del río Uruguay generaron un mayor caudal de agua que llegó a la represa y que contribuyó en la mejora de producción de energía. La situación de seca afectó los últimos cinco meses la producción de energía, pero poco a poco las lluvias van volviendo a la normalidad y en la cuenca del embalse se ha visto con mayores caudales para que las operaciones vuelvan a ser positivas. De todas maneras se mantuvo un embalse a una altura que permitió seguir generando y que la toma de agua de OSE no se viera afectada.

LA EXCEPCIÓN ES EN EL LITORAL
Salto Grande está produciendo a mejor ritmo por lo cual en algunos momentos del día estamos bajando la importación de energía desde Brasil. Debido a la muy baja generación de energía con las represas, producto de la sequía, Uruguay comenzó a importar energía de Brasil. Desde UTE dijo que se llevan gastados unos 60 millones de dólares en lo que es el consumo de combustible, y esto ha evitado, con la importación de energía, tener costos mayores. UTE tenía previsto 200 millones de dólares de gasto en combustible para todo el año. Se está dentro de lo planificado y actualmente La generación de energía hidráulica representa casi el 50% de la producción de Uruguay en épocas normales de lluvia. En los últimos meses bajó a menos de la mitad.