viernes 2 de junio, 2023
  • 8 am

Reforma: que se vote o se pase raya

Gustavo Varela
Por

Gustavo Varela

131 opiniones

Por Gustavo Varela
Como ya es de público conocimiento, el parlamento uruguayo se encuentra abocado, al tratamiento de la Reforma del sistema previsional, el cual, a esta hora, su suerte es incierta.
A pesar de que es un tema eminentemente técnico, hay que explicarle en forma sencilla a la gente, el por qué hay que reformar la seguridad social.
Los aportes que recibe el sistema, no da para pagar todas las prestaciones que tiene que verter, por lo tanto es el Estado el que tiene que aportar lo que falta.
Decir, “es el Estado” es lo mismo que decir, el bolsillo de la gente.
Pero, a medida que pasa el tiempo, son cada vez más, las transferencias que tiene que realizar el gobierno, para cubrir el faltante.
¿Qué es lo que causa ese déficit?
El que vivamos cada vez más promedialmente, hace que, hasta hace un tiempo, desde que uno se jubilaba, hasta que moría, pasaban alrededor de 20 años, en cambio hoy, son más los años, que transcurren, porque mejoramos nuestra calidad de vida, y duramos más, pero eso hace que precisemos más dineros para enfrentar el problema.
O sea, no hay manera que la situación se mantenga, pues en caso contrario, en poco tiempo, el sistema colapsa.
Basta ver la Caja Profesional y la Bancaria, en la situación en que están, para darnos cuenta de la magnitud del problema, y la Caja Notarial, en parte se salva, pues hace poco tiempo, los propios Escribanos resolvimos reformar la misma, y tomamos medidas duras, pero necesarias.
¿La reforma brinda alguna mejora a los aportantes?
Tenemos que ser bien claro en este aspecto y decirle la verdad a la gente.
No. No les brinda ninguna mejora.
Si hay que hacer una reforma, es porque el sistema está en problemas.
Mentirnos es como hacernos trampas en el solitario, una estupidez.
Pero reformando, se le garantiza a los aportantes que van a seguir cobrando sus haberes sin sobresaltos.
Miren lo que es la situación de nuestros hermanos argentinos.
Por haber escondido e intentar disimular, o negar los problemas, hoy tienen 40% de pobres y aumentando, más del 100% de inflación, baten todos los récords de deuda, y todavía algunos niegan que están en crisis.
Por más que se quiera tapar el sol con las manos, el sol siempre está.
Si no se hace por derecho la reforma, la fuerza de los hechos la va a hacer sola.
Hay compañeros de coalición que están amagando no votarla, y no entendemos si es porque les tiembla las manos tener que pagar un costo político, o quien sabe que argumento es lo que los hace dudar.
Esto es bien claro, el parlamento la tiene que poner a votación ya, sin dilaciones.
Y si no están los votos para aprobarla, que cada partido asuma su responsabilidad ante la gente, y explique por qué no lo votó, y que propone a cambio, pues los que critican quedan en esa postura, pero no aclaran que harían ellos.
Y posteriormente que pase el tema para el próximo gobierno.
La discusión parlamentaria ya está agotada, y de nada sirve extender el tiempo en el parlamento.
Ojalá que prime el sentido común, porque es lo mejor para nuestro país.
En caso contrario, que Dios se apiade de los próximos gobiernos.