sábado 22 de junio, 2024
  • 8 am

El feriado generó largas filas de vehículos uruguayos que cruzaron hacia Concordia

Este fin de semana larga mucha gente cruzó a Concordia en su gran mayoría para la compra de productos, tomando en cuenta que la diferencia cambiaria que se mantiene y que cada vez se hace más atractivo el cruce por turismo de compras. En la jornada de ayer se cortó el ingreso al puente para que no haya vehículos estacionados sobre él, en el cruce desde Salto a Concordia, debido a que en Aduanas no había más espacio para estacionar. Los vehículos debían esperar antes de llegar al puente y cuando desde Migraciones avisaban que había lugar, dejaban pasar una tanda de vehículos Así estuvieron trabajando durante la mañana, con demoras de hasta 1 hora para cruzar. Para la noche de ayer se aguardaba por un regreso de uruguayos bastante pesado donde se estimaban demoras de más de 2 horas.
PRIMER TRIMESTRE CON BAJA HISTÓRICA DE VENTAS
La continuidad del trasiego de productos dese Argentina continúa impactando en forma negativa en el comercio del litoral del país que en base a sus registros han tenido un enero, febrero y marzo para el olvido en cuanto a las ventas. Hubo bajas históricas en varios de los rubros en comparación con años anteriores y los movimientos que generaron tanto Carnaval como Semana de Turismo no fueron positivos como para recuperar al comercio. Si bien hay un núcleo de personas que aprovechan los fines de semanas largos para hacer turismo y visitar destinos termales de Entre Ríos, es sabido que el 60% de los que cruzan el puente lo hacen para comprar productos o servicios, porque se ha detectado que se acude al médico, odontólogo, ópticas, spa, peluquerías y hasta clínicas de estética.
CERO KILO
No es una opción para los comerciantes del litoral, aunque algunos empresarios consideran que un freno hay que poner ya indican que los 5 kilos por persona que está en vigencia se cumple a medias y hay autos que pasan el puente con una carga importante de mercaderías. En ese sentido se estudia por parte de los Centros Comerciales del litoral una nueva reunión con Aduanas y el Ministerio de Economía para evaluar medidas más drásticas.