miércoles 19 de junio, 2024
  • 8 am

INR de Salto no tiene índices elevados de analfabetismo: más del 50% de carcelarios estudian

Por Andrés Ferreira.
A finales del año 2021, se lanzaba para la población penitenciaria de la Unidad Nº 20 del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) y el ex Comcar, un proyecto denominado “Tomar la palabra” que pretendía llevar adelante acciones para la disminución del analfabetismo de la población privada de libertad en Uruguay, impulsado por Unesco Corea. Recabando información al respecto a más de un año de este proyecto que sigue llevándose adelante, CAMBIO entrevistó a María de los Ángeles Machado, -Directora de la Unidad Nº 20 del INR en Salto- quien aportó detalles.
Machado indicó que el proyecto “Tomar la palabra”, es una iniciativa de lo que era el programa “Aprender siempre” del Ministerio de Educación y Cultura (MEC). “El MEC, que es el actual rector del plan nacional de educación en cárceles, y a raíz de eso se determina con la Comisión Coreana de la Unesco la intervención en primera instancia en dos cárceles, en el ex Comcar y en la Unidad Nº20 en Salto” dijo y siguió “lo primero que intenta este programa es contribuir con determinadas acciones entre el Estado y soportes externos, para la medición de los índices de analfabetismo en cárceles, que en Salto la intervención se hizo desde enero a mayo del 2022”.
ESTRATEGIAS
A raíz de las intervenciones, el MEC generó determinadas estrategias, informó Machado, y señaló que “la cárcel de Salto no es una cárcel que tenga grandes índices de analfabetismo, no tiene índices elevados comparado a otras realidades, pero también eso es producto de que en este departamento está la Universidad, UTU, y diferentes instituciones educativas, y hay carcelarios que están cursando niveles escolares, liceales y tercearios”. La intervención que empezó en enero del año anterior y fue hasta mayo, continúa a finales de este 2023, indicó Machado.
EVALUACIÓN
Consultada Machado por la evaluación de este proyecto y otros que tengan que ver con la educación de las personas privadas de libertad, manifestó que “pienso que cualquier intervención educativa contribuye mucho en las cárceles, esta cárcel es muy particular en lo educativo, hay muchos privados de libertad formándose y tener una herramienta más contribuye mucho en el desarrollo educativo en nuestro departamento, que viene de la mano con las propuestas del INR en Salto de propuestas educativas que permitirá tener mayores comodidades y que se desarrolle, todo viene plegado a una línea de trabajo que ya la tiene esta misma unidad hace muchos años, en donde se busca fortalecer los ejes de multioficios, gastronomía, talleres, huerta, poder generar trabajos que acompañen el proceso de libertad, más del 50% de los privados de libertad de la Unidad Nº 20 estudian y participan de actividades educativas, y eso hace la diferencia”. Destacó que actualmente la Unidad Nº 20 bajó su número en cuanto a privados de libertad, el cual tiempo atrás era más de 600, y ahora son 548 carcelarios.
FORMACIÓN POR PRIMERA VEZ EN LA HISTORIA DE SALTO
Además, dijo que se está preparando el egreso de la primera tanda penitenciaria en la historia de Salto, son policías penitenciarios, que egresarán el 16 de mayo, es la primera vez que se forma personal policial con características penitenciarias.