sábado 22 de junio, 2024
  • 8 am

Se siguen detectando perros con leishmaniasis y exhortan a no bajar la guardia en cuanto a prevención

A las tareas de castración que se realizan en diferentes barrios de la ciudad, los equipos de zoonosis junto con Salud e Higiene de la Intendencia agregan la colocación de chips identificatorio de los canes castrados y el test de leishmaniasis. En ese sentido se siguen detectando perros infectados en diferentes zonas de la ciudad, aunque los barrios que están próximos al río o a los arroyos que surcan la ciudad son los que tienen más canes positivos. Si bien no es una situación alarmante la cantidad de perros que se detectan enfermos, es una situación que debe ser atendida y en ese sentido son los propietarios de los animales quienes deben procurar prevenir la enfermedad.
NO BAJAR LA
GUARDIA
Las autoridades sanitarias sostienen que para prevenir la enfermedad se deben mantener las medidas que ya se han dictaminado desde que se detectó el primer brote de la zoonosis. Mantener predios donde está el perro en buenas condiciones de higiene, que el animal use collar repelente, no dejar restos de podas o basura cerca de la cucha del perro y procurar sacarlo a pasear en horas de la tardecita que es cuando el flebótomo de la leishmania circula con mayor intensidad. Cabe señalar que la reducción de estas medidas, lleva a que la enfermedad continúe presente y que haya perros que se infecten, los cuáles muchos de ellos deben ser sacrificados. Fatiga, inapetencia, pérdida de pelo, crecimiento excesivo de las uñas y adelgazamiento son algunos de los síntomas que pueden indicar la presencia de la enfermedad.