sábado 22 de junio, 2024
  • 8 am

Puentes difíciles de cruzar para el intendente

Gustavo Varela
Por

Gustavo Varela

168 opiniones

Por Gustavo Varela.
¿Quién, en el mundo, no sueña de pequeño con jugar en la cancha grande?
Un estadio, las grandes ligas, cualquiera de los Arena, Wimbledon, o cualquiera de las catedrales del deporte del mundo, es la fantasía de cualquier joven que tenga aspiraciones.
En materia política es igual.
Todo aquél que participa de tan noble actividad en nuestro país, hoy tan bastardeada, también fantasea con la posibilidad de llegar a la capital a jugar en las altas esferas.-
Eso es lo que le pasa al actual Intendente (¿?) de Salto, quien anunció que va a competir en las internas por el sillón que representará al Frente Amplio en las próximas elecciones nacionales.
Pero una cosa es el querer, y otra muy diferente es el poder, pues como en cualquier lugar del mundo, llegar a las grandes ligas, no llega cualquiera.
Esta semana visitó el departamento, el Secretario de la Presidencias, quien también va a disputar la interna, pero en éste caso del Partido Nacional, cuasi diríamos el candidato cantado, quién brindó una conferencia de prensa, donde arremetió contra el “marcopolense intendente» por no ayudar en nada al departamento en la captación de la inversión necesaria, que traiga de la mano el trabajo que tanto precisamos, pues ostentamos lastimosamente, el primer puesto en el ranking de desempleo del Uruguay.
Y tiene razón el Secretario de la Presidencia.
En los 8 años al frente de la administración, miren que ha realizado anuncios de grandes cambios en el departamento, pero que ninguno ha resultado.
Que los chinitos, en su viaje por el lejano país, que iban a traer inversiones, prosperidad y desarrollo, pero que resultaron tremendos cuentos chinos.
Que la instalación de fábricas de lámparas eléctricas, sin embargo nos sume cada vez más en la oscuridad.
Ahora, en un viaje de su delfín por la bota itálica, donde fantasean con inversiones italianas, y lo único que trajo es una foto con un Papa que tiene cara de no tener la más mínima idea de con quien está tratando.
Para colmo, en un programa de televisión de las tardes orientales, un polémico periodista lo desnuda, denunciando que en el programa social llevado adelante por la Presidencia de la República, llamado “Jornales Solidarios” el Intendente se dio el lujo de renunciar a 200 jornales, a favor del departamento de Montevideo, quizás con la intención de afirmar un poco más el centralismo montevideano.
Precisando como precisamos esos jornales, se da el lujo de rechazarlos, eso sí, le construye un hermoso “puente laboral” a sus familiares con el dinero de los salteños, mientras que buscan trabajo.
Dejó las miserias en Salto y les regaló dinero a los montevideanos.
Un fenómeno.
De obras, prácticamente nada se puede decir, en los años de gobierno transcurridos, nada ha realizado, pues los recursos económicos se han gastado en intentar construir equipos políticos, más que a realizar obras.
Haga un ejercicio el señor lector, piense en dos obras que hayan quedado para beneficio de Salto en éste período, y verá que tiene la dificultad de encontrar tan sólo una.
Para muestra un pequeño detalle. Todavía no puede cobrar la zona azul que amplió en algunas calle, pues no tiene dinero para poner los carteles indicadores de la zona.
Toda una hermosura.
Estos son los primeros escarceos que se están produciendo de cara a las elecciones del año que viene.
No le va a resultar nada fácil, paradojamente al “puentero” cruzar el Daymán para participar de esos grandes juegos, pues para eso hay que tener “contenido” y no “forma”, sólo forma, que es lo que le sobra.