sábado 15 de junio, 2024
  • 8 am

Los precios de frontera, una situación estrucutral

Estudio Signorelli & Altamiranda
Por

Estudio Signorelli & Altamiranda

110 opiniones

Por Joaquín Forrisi
Para Estudio Signorelli&Altamiranda
La diferencia cambiaria con Argentina, derivada de las volatilidades macroeconómicas del vecino país, han sido desde hace mucho tiempo un factor de preocupación u oportunidad para las empresas del litoral oeste, en particular para las empresas comerciales así cómo también para las de servicios gastronómicos u hoteleros.
El indicador de diferenicas de precios entre 2 economías es el Tipo de Cambio Real Bilateral. Un tipo de cambio real bilateral alto, mayor que 100, indica que Uruguay es más barato que Argentina, en tanto una tipo de cambio real bajo -menor que 100-, implica que Argentina es más barato que Uruguay.
Si se analiza el tipo de cambio real en una persectiva de 40 años, encuentra ciertos períodos de tiempo Uruguay es más competitivo en precios que el país vecino. Es de destacarel principio delos 80a la salida de la tablita o la década del 90, cuando la convertibilidad adoptada por el gobierno de Menemencareció en dólares a la economía argentina en forma significativa. Si se analiza en retrospectiva, en esa década el sector turístico gozó de gran dinamismo y termas se posicionó cómo un destino para toda la región.
Sin embargo, desde medidados de 2011, con excepción de la apreciación entre 2014 y 2017, la economía uruguaya se ha encarecido en forma paultaina y constante. En los últimos 40 años se aprecian 2 esencarios de abaratamiento significativo de argentina: con la hiperinflación de 1989 y el abandono de la convertibilidad en 2001. Ambos casos se vieron rápidamente normalizados, en le primer caso por aplicar la convertiblidad y en el segundo porque Uruguay abandonó el sistema de bandas cambiarias a medidados de 2002.
La situación actual tiene serias diferencias con las anteriores. Uno de los principales factores que explican la diferencia de precios, máxime a nivel microeconómico, es la coexistencias tipos de cambios múltiples por los controles de cambios combinado con la política de control de precios. Estas son políticas, que de regularizarlas sin un gran concenso social, deteriorarían al gobierno de turno, de aplicarse eficientemente tardarían años en lograr convergencia.
En este marco,es razonable estimar que la diferencia de precios prolongará por algunos años. Es por esto que el sector público y privado deben encontrar mecanismos para reconvertir parte de la demanda de trabajo, generar las condicioes para que exista mayor demanda de trabajo de sectores transables con proyección internacional y capacitar trabajadores para trabajar en cadenas de valor con menos riesgo a la volatilidad cambiaria. Otras medidas de coyuntura, si bien pueden desincentivar el comercio tranfronterizo, no lograrán atacar la situación de fondo: Salto es una economía estancada, muy dependiente del comercio,que necesita profundos cambios en su estructura productiva.