martes 16 de julio, 2024
  • 8 am

La furiosa embestida que se viene

Gustavo Varela
Por

Gustavo Varela

169 opiniones

Por Gustavo Varela
Meses atrás escribí en una de las columnas sabatinas que el año 2023 al ser el preámbulo de un año de elecciones, íbamos a encontrar al FA-Pit, (la fuerza política y su satélite gremial) incrementando su nivel de hostigamiento hacia todas las líneas gubernamentales, con el objetivo de erosionarlo.
Y está ocurriendo tal cual.
Lo que expresé no fue por haberme convertido en un gurú de la política, cosa que no lo soy, sino, de aplicar el sentido común a lo que se venía vislumbrando en estos años. Una actitud desorientada del FA desde que perdió la anterior elección espoleada por el PitCnt, a partir de la recolección de firmas en contra de la LUC que termina convirtiéndose en irracional, iracunda y en cierto modo violenta, a partir de la derrota en el referéndum, que interpusieron contra dicha ley.
Hoy, vemos ejemplos en muchos ámbitos que sorprende por los planteamientos que se escuchan, por la virulencia en que se hacen o por las personas que lo manifiestan.
Como ejemplo, basta citar la actitud del Intendente (¿?) de Salto, expresando a viva voz que el Presidente no venía a Salto a inaugurar las mejoras que se llevaron a cabo en la costa del río pues si abrían las compuertas de Salto Grande podía caérsele encima la cantidad de militantes blancos ingresados en el mismo.
Justamente él, que contrató en forma directa hasta a su cuñada “para construirle un puente, mientras conseguía trabajo”, mientras el coordinador del área donde la colocaron, expresó que nunca la había visto trabajar o teniendo a su esposa como sub-directora de Recursos Humanos, durante su primer período de gobierno.
O su hermano, el delfín, que hizo públicas unas palabras donde trataba de “borracho” al Ministro del Interior, sin vergüenza ninguna.
O el caso del ex Ministro Bayardi, que en las redes sociales, mintió sin tapujos, sobre el puente recientemente inaugurado sobre el río Cebollatí, de que se inundaba, lo que provocó una andanada de comentarios falsos.
Quieren tirar de cualquier manera la reforma de la educación mintiendo.
Quieren tirar de cualquier manera la reforma jubilatoria, y además expropiar los fondos acumulados en las AFAPS que son de los ahorristas, para gastarlo en aventuras de la izquierda radical, las famosas velitas al socialismo del filósofo Pepe.
No quieren abrir los archivos de la dictadura, por miedo a que se conozca que, algunos elementos que se venden como muy heroicos, se descubra que no lo fueron tales.- Por el contrario.
Como vemos, la izquierda radical que gobierna al FA-Pit, está incentivando la mentira, la violencia verbal, la desinformación como arma de propaganda, intentando crear dudas, generando odios, sin prurito ninguno.
El poder, por el poder mismo.
Esa izquierda radical que hoy los gobierna, se afana por volver a ocupar los lugares perdidos, a cualquier costo y podrán lograr su objetivo, si les permitimos hacerlo.
Precisamos que nuestra dirigencia salga a defender al gobierno, en todas las tribunas que se tenga, en todos los micrófonos que se abran, en todos los espacios que surjan, con la fuerza de la razón y no cayendo en el juego violento que se propone.
Sabiendo que tenemos un Partido, que sin ser homogéneo, hoy está más unido que nunca.