sábado 2 de marzo, 2024
  • 8 am

A 40 años del grito de libertad

Dr. Carlos Silva
Por

Dr. Carlos Silva

163 opiniones

Por Carlos Silva
El 27 de noviembre de 1983 el pueblo uruguayo todo, la clase trabajadora, la dirigencia política y toda aquella persona que anhelaba y añoraba la libertad, tomó una decisión de arrimarse a una convocatoria hecha por quienes soñaban con el retorno a la democracia para este país y así poder salir de los largos y oscuros años de la dictadura.
Convocada por personas que dejaron de lado sus intereses personales o partidarios y se unieron todos tras un mismo sueño y anhelo. Ese día fue la convocatoria más grande que se recuerda hasta ese momento en el Uruguay, donde todos los que allí se congregaron lo hicieron con el mismo objetivo, con el objetivo de recuperar la democracia, con el objetivo de estar unidos para decirle a los tiranos de turno, a quienes le habían robado la esperanza al Uruguay, que era momento de hacerse un costado, era el pueblo entero quien lo pedía.
Ese fue un ejemplo de soberanía, donde quedó claramente demostrado que cuando tenemos objetivos comunes, el camino es casi el mismo para todos, sin importar cuál sea nuestra elección política, filosófica o religiosa. Sin importar de qué lado estemos, si el objetivo es el mismo, el camino para llegar también seguramente sea uno solo, ese día todos elegían el camino del voto secreto.
Quienes en aquel momento ya eran padres, hoy nos transmiten que era un canto a la vida, por el futuro de sus hijos quienes eran pequeños y estaban recién dando los primeros pasos en la vida. Y esa fue una de las mayores motivaciones que tuvo la gran mayoría del pueblo Uruguayo. Salir a reclamar por el futuro de la patria, salir a reclamar por el futuro de quienes hoy estamos a una mediana edad y que éramos niños en aquel momento y podemos disfrutar de una democracia plena y una libertad, que en pocos países del mundo se observa.
Este gobierno encabezado por Luis Lacalle Pou, una familia que también sufrió las atrocidades de la dictadura, tiene como uno de sus principales pilares en el gobierno, la libertad individual. Esa libertad individual que nos ayudó a transitar la peor crisis que ha tenido este gobierno y el mundo entero, la pandemia. Esa libertad individual que nos permitió estar prontos al momento de la salida y poder estar en los primeros lugares y no haber retrocedido casilleros, como así pasó en otros lugares.
Por esa libertad que pelearon en aquel momento y por esta libertad que hoy inculca este gobierno, es que todos los Uruguayos debemos seguir luchando cada día, para continuar por el camino marcado por quienes en aquel momento se animaron a decir que no y salir a la calle y por quienes en aquel momento, se animaron a ponerse al frente de un micrófono y pedir por democracia.
Por todos ellos es que volvemos a reiterar que en los grandes temas los Uruguayos, debemos mirar cuál es el objetivo final y si lo compartimos, debemos encontrar el camino para transitarlo juntos y así lograr un mejor futuro para nuestros hijos. Ojalá dentro de 40 años, quienes hoy son niños, nos puedan agradecer como nosotros le agradecemos a nuestros mayores.