martes 5 de marzo, 2024
  • 8 am

La victoria albiceleste abrió la puerta para otro gran espectáculo

Ya no serán tres sino un mínimo de cuatro partidos que se deberán jugar en las finales del Campeonato Salteño de básquetbol, que están siendo verdaderas fiestas del deporte. La tercera final se jugará mañana en el Polideportivo 1º de Diciembre de 1912 de Ferro Carril y la cuarta el martes próximo nuevamente en el Juan José Galbarini de Salto Uruguay.
LA DEFENSA SIEMPRE
En el básquetbol como en otros deportes, para muchos la defensa es la base del éxito. En Salto Uruguay el martes dio resultado, porque la intensidad mostrada en esta faceta fue la clave. Marcando al límite de la falta frenaron a Ferro y luego hubo también méritos en ofensiva, como Guillermo Saavedra, que superó en las dos tablas a Rogelio De León, Kevin Nelson jugó muy buen encuentro y Juan Manuel Ruiz manejó los hilos del equipo, además de poner 14 puntos.
NO SE ENCONTRÓ
Le costó mucho a Ferro meterse en el partido. No esperaba tanta intensidad del rival para la marca y sus hombres grandes no gravitaron como nos tienen acostumbrados. Tampoco estuvieron a la altura los hermanos De los Santos y los Caballero encontraron el juego, fallando mucho desde el perímetro, rubro en el que el equipo en general estuvo muy por debajo de sus posibilidades.
Para destacar el trabajo de James Rojas, que sobresalió en un panorama que debe haber dejado preocupado al técnico Gastón Ferreira.
BUEN MARCO
Si hablamos de buenos espectáculos deportivos, el marco de público es importante y mucho está teniendo que ver el que está acompañando las finales y desde antes también. El martes entre 700 y 800 personas asistieron al gimnasio Galbarini y asistieron a un partidazo.
También es buena la corrección; en cancha de Salto Uruguay las dos parcialidades se ubican en sectores diferentes pero ingresan por el mismo lado. Hubo barras de aliento de ambos equipos y el comportamiento fue ejemplar. Además, siempre es bueno ver a la familia asistiendo y este es el caso.
BUENOS ARBITRAJES
Tanto en la primera final como en la segunda y así también en las semifinales de forma general, han sido buenos los arbitrajes. Las ternas con un referee llegado desde fuera del departamento le dan otra jerarquía al básquetbol y al espectáculo, independiente de que no siempre van a estar todos conformes. El martes hubo algunas quejas de parte de Ferro Carril, que fue al que no le salieron las cosas y es lo habitual en cualquier disciplina, pero las explicaciones de Andrés Laulhe no dejaban mucho lugar a dudas.
RECONOCIMIENTO A LA U17
Antes de comenzar la segunda final se realizó un reconocimiento a la selección salteña U17, que obtuvo el título de la Organización del Básquetbol del Litoral (OBL). Hace unos años podría tratarse de una obtención menor, una más, pero hoy en día está costando mucho sobresalir y la conquista de los dirigidos por Pablo Robles merece el destaque. El coordinador de las selecciones, Nicolás Cuelho, entregó a cada uno de los jugadores una réplica en miniatura de la copa que exhibieron para el público.