lunes 4 de marzo, 2024
  • 8 am

Un programa en respuesta a las necesidades de nuestro pueblo

Gustavo Chiriff
Por

Gustavo Chiriff

148 opiniones

Por Gustavo Chiriff
Este fin de semana, el Este domingo pasado, el Frente Amplio aprobó el programa de gobierno para el período 2025-2030, un programa que recoge las propuestas llevadas al Congreso, por cientos de Comités de Base de todo el país, que incorpora los insumos que se obtuvieron a través de las actividades de” El FA te escucha” y de “Diálogos por Uruguay”, que suma las propuestas realizadas y discutidas en el propio Congreso, un programa que asume un compromiso a corto plazo, que logre revertir las medidas regresivas del actual gobierno de coalición y una mirada estratégica a largo plazo, que van a tender a la mejora de la calidad de vida de todos los uruguayos y uruguayas.
Desde el Frente Amplio se propone a la población, un programa con una concepción estratégica, de concebir al Uruguay como un país de capacidades, con un desarrollo sustentable y sostenible en lo productivo y en lo social, con un crecimiento económico con justicia social y sustentabilidad ambiental, con la incorporación de una transformación productiva del país con mejor distribución de la riqueza con el fortalecimiento de la justicia tributaria, planteando la necesidad de una mayor contribución del gran capital, de los grandes patrimonios y de los depósitos en el exterior al financiamiento del desarrollo económico y social.
En este sentido, se aprobó cambios impositivos que pasan por disminuir cargas tributarias de impuestos indirectos (IVA, IMESI) a un cambio de diseño de otros impuestos como el Patrimonio y el IRAE, todo esto, bajo el concepto de que pague más el que tiene más, en un avance hacia un sistema más justo, rediseñando algunos tributos, como el Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE).
En educación se incluye la restitución de los delegados en representación de trabajadores en Primaria, Secundaria y UTU y que las orientaciones que emanen del Congreso Nacional de Educación tendrán carácter “vinculante” en la política educativa.
En el programa se incluyó modificar la normativa para garantizar la “autonomía” y el “cogobierno”, con retorno de los docentes a los consejos y su participación en el diseño de los programas.
En vivienda se prevé un amplio programa de soluciones a distintas situaciones de emergencia habitacional, contemplando desde la erradicación de asentamientos y la accesibilidad a viviendas por parte de jóvenes, jefas de hogar y personas de renta media.
En políticas sociales, nuevamente como en el 2005, deberemos afrontar la problemática de la indigencia y la pobreza infantil, desarrollando programas de apoyo, donde comprende entre otras cosas la creación de empleo para miles de uruguayos y uruguayas que están en situación de pobreza extrema.
El programa que emana del Congreso del Frente Amplio, es un programa que atiende las reales necesidades de nuestro pueblo.